Noticias del español

| | | |

| Manuel Corrales
hoy.com.ec, Ecuador
Miércoles, 23 de diciembre del 2009

GAZAPOS Y TROPEZONES: PREPOSICIÓN + DONDE

A veces, el adverbio locativo donde va precedido de las preposiciones a, de, desde, en, hacia, hasta, para y por.


Nos dice el Diccionario panhispánico de dudas (DPD) que con tales preposiciones se significan diversas relaciones de lugar (lugar de destino, lugar de origen, situación, dirección, tránsito.).

Esas relaciones las ilustra con ejemplos de escritores del mundo hispanohablante.

Como bien saben mis lectores, considero importante transcribir esos ejemplos, pues en cuestiones idiomáticas ellos nos hablan más claro que las puras teorías:

«Vámonos a donde tú quieras» (Francisco Herrera Luque, venezolano, En la casa del pez que escupe agua [1985]).

«Yo podría olvidar los lugares de donde vengo» (Eduardo Labarca, chileno, Butamalón [1994]).

«No vas a poder cazar en donde ya sabes» (Rodrigo Rey Rosa, guatemalteco, Lo que soñó Sebastián [1994]).

«El escritor va hasta donde se encuentra la televisión» (Wilebaldo López, mexicano, Vine, vi y mejor me fui [1988]).

«Su decisión entreabrió una puerta por donde cabía el mundo entero» (Gabriel García Márquez, colombiano, El amor en los tiempos del cólera [1985]).

Nota importante: la preposición a puede unirse al adverbio donde formando con él una sola palabra: «Llévame adonde tú vayas» (Alberto Omar, español, Hoy me he levantado trascendente [1989]). También, hemos de notar que adonde se suele usar solamente con verbos que significan movimiento como ir, dirigirse, regresar, encaminarse, etc.: «Iré adonde me lleves». «Nos encaminamos adonde vivía el dueño de las respuestas».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: