Noticias del español

| | |

| Fernando ÁvilaPeriódico del Congreso Nacionalde Publicidad, Cartagena, 2012 .

EVOLUCIÓN DEL ESPAÑOL, POR LOS NUEVOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ELECTRÓNICA

La nueva terminología de las redes sociales ha enriquecido de manera inaudita el idioma de Cervantes. Nunca don Quijote le envió al buen Sancho un tuiteo afectado por los encantos de doña Dulcinea, ni el buen Sancho le contestó pulsando con sus pulgares las teclas de su teléfono inteligente, pero nosotros, los herederos de su romance, tenemos ahora muchas más actividades que padecer los encantamentos del Caballero de la Triste Figura, y muchas de ellas están relacionadas con las omnipresentes redes sociales. 



 

Esa realidad vital ha impulsado la aparición de nuevas palabras que el idioma español ha ido aceptando como parte de su patrimonio léxico.

Ofrecemos aquí a nuestros lectores una pequeña muestra de términos que se han popularizado en el ejercicio de comunicarnos por medio de las redes sociales. Muchos de ellos han sido admitidos por la Academia y otros están en fila para recibir su bendición.

Chat

Hace unos años, cuando buscábamos el sustantivo chat en el Diccionario de la lengua española, DRAE, no lo encontrábamos, y después, cuando buscábamos el verbo chatear, descubríamos que para los españoles chatear era tomar vino en la taberna, en un vaso bajo y ancho, es decir, chato. Eso era todo lo que encontrábamos en la Biblia del idioma sobre esta actividad hoy tan común. Es decir, nada.

Sin embargo, la próxima edición del Diccionario, esperada para el 2013 o el 2014, traerá ya la voz chat, con dos significados: ‘intercambio de mensajes electrónicos a través de internet que permite establecer una conversación entre dos o varias personas’ y ‘servicio que permite mantener conversaciones mediante chats’. De paso, nos aclara que el plural es chats. Y el verbo chatear 2 estará definido así: ‘mantener una conversación mediante chats’. Chatear 1 seguirá siendo ‘tomar chatos’.

Esta voz ya había aparecido en el Diccionario panhispánico de dudas, DPD, publicado por primera vez en el 2005, por las Asociación de Academias de la Lengua Española, donde dice que chat es «voz tomada del inglés chat (‘charla’), que significa ‘conversación entre personas conectadas a internet, mediante el intercambio de mensajes electrónicos’ y, más frecuentemente, ‘servicio que permite mantener este tipo de conversación’».

Recuerda el DPD que se intentó cambiar este neologismo por cibercharla o ciberplática, pero terminó asentándose la palabra chat, y ahí está en su silla, bien atada.

Las palabras chateador y chateadora, por ahora no están en DRAE, pero ya imaginará usted que admitidos sustantivo y verbo no habrá ningún problema en enriquecer un poquito más el idioma con estos dos adjetivos faltantes.

En línea

La expresión inglesa on line, a veces escrita on-line u online se traduce al español en línea, expresión que ya existía, claro, pero sin la presencia y alcance que tiene hoy. La próxima edición del DRAE la incluirá como locución adverbial, «estudia en línea», y adjetiva, «servicio en línea», para indica que se está ‘conectado  a un sistema central a través de una red de comunicación’.

El DPD ya había recomendado el uso de la expresión española en línea, en vez de la inglesa on-line.

Tuitear

La Fundación del Español Urgente, que cuenta en su Consejo Asesor con varios miembros de la Real Academia Española, entre ellos, Víctor García de la Concha, exdirector de la Real Academia y director del Instituto Cervantes, recomendó en el 2010 el uso de los términos españoles tuitero, tuitear, tuiteo y retuiteo.

En inglés, el verbo que se emplea para la ‘acción de escribir un texto en Twitter’ es to tweet, y para reenviar lo que ha publicado otra persona, to retweet; estos verbos adaptados al español son tuitear y retuitear (yo tuiteo, vos tuiteás, ellas tuitean…), y retuitear (yo retuitearé, nosotros retuitearemos, ellos retuitearán…).

Además, están las voces tuiteo y tuitero, como sustantivos, «el tuiteo de Uribe» o «la tuitera mayor», y adjetivos, «un jefe tuitero» o «la estudiante más tuitera».

Y aquí, otros términos con la forma recomendada en español:

EN INGLÉS                            EN ESPAÑOL

ciberbullying                        ciberacoso

cyborg                               cíborg

click                                clic

(to) click                           cliquear

cloud computing                 computación en nube

community manager         gerente de comunidades virtuales

e-commerce                           correo electrónico

e-government                       gobierno en línea

e-learning                           aprendizaje electrónico

e-mail                               correo electrónico o mensaje

eyeborg                              ojo electrónico

feedback                       respuesta, reacciones o realimentación

link                                 enlace

social media                         medios sociales

Blog

Otra familia de palabras que entró de lleno a nuestro léxico fue la de blog, bloguero y bloguear. Sustantivo, adjetivo y verbo. Blog figurará en la próxima edición del DRAE como ‘sitio web que incluye, a modo de diario personal de su autor o autores, contenidos de su interés, actualizados con frecuencia y a menudo comentados por los lectores’, y bloguero, como ‘persona que crea o gestiona un blog’.

La Fundación del Español Urgente, Fundéu BBVA, no ve inconveniente en usar el verbo bloguear (yo blogueaba, nosotros bloguearíamos, ¡blogueá vos!…).

Todo ello, a pesar de que el DPD había dicho que era mejor insistir en periódico digital o bitácora, en vez de blog, consejo que como todos ustedes pueden comprobar no fue atendido por la comunidad hispanohablante, heredera de la noble lengua de Cervantes.

Quizá en una próxima oportunidad estemos conjugando sin problemas yo gugleo, vos gugleás, ellos guglean… o yo feisbuqueo, nosotros feisbuquearemos y ellas feisbuquerán…, sin que don Quijote ni el buen Sancho puedan enterarse.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: