Noticias del español

| | | | |

| El Nuevo Diario.com (Nicaragua)

Erick Aguirre en la Academia Nicaragüense de la Lengua

«Es el más dotado de los escritores de su generación, el único que ha dominado la poesía, la novela, la crítica, el reportaje periodístico, el artículo de opinión y el ensayo», señaló Arellano. *El nombramiento es vitalicio a como corresponde a los miembros de números y releva en su silla al gran dariano, recientemente fallecido, Edgardo Buitrago.

El escritor Erick Aguirre, editor de El Nuevo Amanecer Cultural, quien ha incursionado con mucha solvencia en varios géneros literarios, amaneció el pasado fin de semana incorporado a la Academia Nicaragüense de la Lengua, nada menos que como miembro de número, convirtiéndose en uno de los más jóvenes en ese reducido núcleo de la intelectualidad nicaragüense.

La noticia la ofreció el también escritor e historiador Jorge Eduardo Arellano, quien hasta nos dijo que nuestro compañero de labores había entrado «bateando con mil puntos» a este Capítulo nicaragüense que también nutre la Real Academia Española de la Lengua, RAE.

Erick pasa así a integrar la máxima institución de nuestro idioma, creada en 1928, y por la cual han desfilado los más ilustres académicos, tales como Pablo Antonio Cuadra, el sabio Luis H. Debayle, Pedro Joaquín Chamorro zeñayaZelaya, Carlos Cuadra Pasos y además, los dos únicos Presidentes de la República que contaron con sus propias sillas hasta ahora: el General José María Moncada, destacado por su pluma, y el doctor René Shick, también un intelectual.

«A sus 48 años, Erick Aguirre Aragón (Managua, 1961) fue elegido el viernes 27 de noviembre Miembro de Número de la Academia Nicaragüense de la Lengua», dijo Jorge Eduardo Arellano, director de la Academia y uno de los cuatro firmantes de la solicitud de su candidatura, encabezados por el poeta, narrador y lingüista Fernando Silva. También los académicos Carlos Alemán Ocampo y Pedro Xavier Solís suscribieron la solicitud.

Los méritos

«En ella se especifican los méritos literarios de Aguirre: dos novelas (Un sol sobre Managua y Con sangre de hermanos), tres poemarios (Pasado meridiano, Conversación con la sombra y La vida que se ama, laureado recientemente a nivel latinoamericano con el Premio «Rubén Darío»), y cuatro libros de ensayos y prosa crítica: Juez y parte / Sobre literatura y escritores nicaragüenses contemporáneos (1999), que obtuvo mención honorífica en el certamen nacional de literatura de 1994; La espuma sucia del río (2000), Subversión de la memoria / Tendencias en la narrativa centroamericana de postguerra (2005) y Las máscaras del texto / Proceso histórico y dominación cultural en Centroamérica (2006)», especificó JEA.

Respecto a «Las máscaras…», señaló que esta obra fue editada por la Academia Nicaragüense de la Lengua por tratarse, de acuerdo con su director, de «un libro multidisciplinarlo e inquisitivo. Apertrechado de perspectivas teóricas modernas —como la poscolonialidad y la sociocrítica— analiza autores canónicos como productores de un discurso letrado conservador que tiende a fortalecer la división jerárquica y a excluir de sus registros paradigmáticos las manifestaciones originadas fuera de su ámbito».

El más dotado de su generación

«Aguirre es el más dotado de los escritores de su generación, el único que ha dominado la poesía, la novela, la crítica, el reportaje periodístico, el artículo de opinión y el ensayo» —señaló Arellano. «Por eso su elección fue casi unánime. En términos beisboleros, batió doce hits y recibió una base por bola» —agregó en alusión a los doce votos favorables que recibió Erick y a una abstención.

Oportunamente, el académico electo dispone de un año para preparar y leer su discurso de ingreso que será contestado por el Académico de Número que designe el director. En la misma sesión se le hará la entrega de la insignia de las Academias de la Lengua y del diploma de Académico nicaragüense, precisó.

La Academia la constituyen tres tipos de miembros: el correspondiente — los que residen en el extranjeros— y miembros honoríficos. Además, el miembro de número, cada uno corresponde a cada letra del alfabeto. El nombramiento es vitalicio. En el caso de Erick, ocupará el asiento del finado dariano Edgardo Buitrago.

Erick: «Estoy sorprendido»

El poeta Erick Aguirre estaba sorprendido por una noticia que llegó en la voz del narrador Fernando Silva, toda una institución de las letras nicaragüenses. «Para mí… estoy súper orgulloso y sorprendido y sobre todo porque fue Fernando Silva quien llevó la propuesta y por los que apoyaron mi elección. Ellos aprecian mi trabajo, de verdad me sorprende», expresó el ensayista que, punto y aparte, nunca ha perdido su trato sencillo, su don de gentes, lejos, muy lejos de las poses con que otros tratan de marcar distancia del resto.

Todos coincidieron en que Erick desde hacía tiempo había acumulado los suficientes méritos para dar ese gran paso, como lo dijo Isolda Rodríguez. Y es que su labor se extiende por varios campos de la escritura y es uno de los más adelantados entre los ensayistas de Centroamérica.

Desde ya, Erick nos adelantó que su discurso versará sobre la relación entre el periodismo y la literatura, y donde talentos como el del nuevo académico vuelven difusas sus fronteras.

¿Cuál es tu compromiso con esta elección?

Seguiré trabajando igual, he trabajado la crítica, la poesía y novela. En eso sigo, con la crítica orientada a la literatura nicaragüense y centroamericana. La poesía siempre la continuaré escribiendo. Y estoy trabajando otra novela. Aún no tiene título.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: