Noticias del español

| | |

| Mariángeles Di Paola
www.grammaramaspanishclasses.com , Buenos Aires, (Argentina)
Octubre del 2009 - marzo del 2010

EL VOSEO EN ARGENTINA (I PARTE)

Introducción


El lenguaje de los argentinos comprende algunos términos y expresiones que lo diferencian del resto de los países donde se habla español. En este artículo, nos referiremos a un rasgo particularmente significativo: el uso de «vos». Actualmente, «vos» se ha extendido a todo el país y prácticamente ha llegado a reemplazar a «tú». Estos modos de expresión reciben el nombre de «tratamiento informal» ya que suelen emplearse en contextos familiares. Asimismo, el empleo del voseo presenta ciertas características socio-culturales que llaman a la reflexión. Su uso extendido, el modo en que la sociedad lo utiliza y las formas verbales empleadas serían lo que diferencia el voseo argentino respecto al de algunas regiones de Uruguay, Chile, Paraguay, Bolivia, Perú, Venezuela, Colombia, Ecuador y de Centroamérica, donde también se lo practica.


Breve historia del «voseo», ese bello extrañamiento

La mayoría de los actuales países latinoamericanos fueron desde fines del siglo XV hasta las primeras décadas del siglo XIX colonias españolas. La Corte de Madrid impulsó en la región no sólo la organización político-administrativa, sino también la propagación de sus rasgos culturales y afectivos. En tal sentido, la Argentina y muchas de las naciones latinoamericanas heredaron e hicieron propios el idioma español. De la época colonial se han conservado algunos vocablos. Entre ellos, figura el pronombre “vos” acompañado de sus respectivas formas verbales, hoy día en desuso en España. La gran distancia respecto a España y la falta de comunicación con su Corte después de las guerras independentistas (que dieron lugar a la declaración de la independencia de los países latinoamericanos de habla hispana hacia 1820), seguramente explican la supervivencia de estas palabras arcaicas en América.

Extensión del voseo a toda la Argentina

Como fenómeno del lenguaje, colectivo y anónimo, resulta difícil precisar en qué época se extendió el uso del voseo a todo el país. Por aproximación, puede decirse que su propagación se completó hacia el año 1900.

Dejar de utilizar «tú» fue bienvenido por el común de la gente ganando gradualmente los más diversos adeptos, si bien muchos intelectuales e instituciones culturales miraron este fenómeno con reticencia durante largo tiempo, aproximadamente hasta la década del Cuarenta en el siglo XX. De hecho, en la actualidad, en la escuela primaria y secundaria se enseña tanto el pronombre «vos» como «tú» acompañados de sus formas verbales asociadas, si bien se instruye este último a fin de preservar el idioma español original.

Como puede observarse, hace tiempo que el uso de «vos» ha sido socialmente aceptado como parte integrante de la lengua española estándar y culta en Argentina, tanto en la expresión escrita como en la oral.

«Vos» por «usted», esa elocuente confianza

En el interior de la Argentina, en las ciudades más pequeñas y en los pueblos, el voseo aún no ha ganado las calles. Los desconocidos y las personas mayores de 25 años siguen siendo tratados de «usted».

Por el contrario, en las grandes ciudades de la Argentina se utiliza mucho el voseo. El tratamiento formal representado por el uso de «usted» asociado a sus formas verbales no es muy usual. A veces, se emplea «usted» cuando hablamos con desconocidos, por ejemplo, con el empleado de un supermercado. Se lo utiliza principalmente en los círculos profesionales, tales como los de médicos y abogados, ya sea al conversar entre sí como cuando dialogan con sus beneficiarios; el parroquiano también tratará de «usted» al profesional. También lo emplean algunos de los inmigrantes oriundos de otros países latinoamericanos hispanohablantes, tales como peruanos y bolivianos, residentes en nuestro país.

[Nota: Sucede que en la mayoría de esas naciones los hablantes utilizan la fórmula de tratamiento formal, es decir, el uso de «usted», cuando se dirigen a personas mayores de edad o desconocidas. Si bien en algunas regiones de esos países se practica la fórmula de tratamiento informal llamada «voseo», la utilización de «vos» presenta características lingüísticas diferentes a las de Argentina; además, su uso no es extendido. Por ello puede decirse que los grupos migratorios que llegan a nuestro país proceden de áreas donde coexisten dos fórmulas de tratamiento principales —formal, uso de «usted», e informal, uso de «tú»—, que los hablantes trasladan a nuestra geografía tras la migración. De allí resulta la coexistencia de «vos» (el nuestro, el local) y «tú» (el de los inmigrantes) en el lenguaje cotidiano de los argentinos, tema que podría desarrollarse en otro trabajo, ya que tal reflexión excede el propósito de esta presentación.]

«¿Cómo estás?» puede ser la fórmula de saludo utilizada tanto con amigos como con personas que se ha visto apenas un par de veces en la vida, ya sea un profesor, un maestro, un policía, un empleado bancario, un taxista, un médico o un enfermero.

«Pueden tutearme», suele decir el profesor universitario entrado en canas a sus estudiantes. En su círculo más íntimo, se sincera: «Me molesta que la gente joven me trate de "usted". Me siento un viejo.». Como puede observarse en la primera frase, el profesor quiere decir «vosear», pero utiliza «tutear» por alguna razón que él mismo desconoce. ¿Sucede, acaso, que el lenguaje escapa a las definiciones exactas y que en él conviven tanto palabras de significado ambiguo como nítido?

En el artículo «El voseo en Argentina (II Parte)», se invita a los lectores a compartir algunas reflexiones sobre las formas verbales que acompañan el pronombre personal «vos».

Agradezco los interesantes aportes de Don Ray, un maestro de inglés en Iowa, Estados Unidos, al momento de realizar las pruebas de este trabajo, a propósito de corregir mi traducción al inglés.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: