Noticias del español

| | | | |

| S.Manchado
La Opinión de Málaga (Andalucía, España)
Viernes, 10 de marzo del 2006

«EL PERIODISMO ESTILIZA Y PULE LA LENGUA MÁS QUE LA ACADEMIA»

Jornadas de Periodismo y Literatura.


Antonio Gala aseguró que el escritor huye de la vida y el comunicador da testimonio de ella.


Escritores y comunicadores se dieron cita en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Estepona para participar en la segunda actividad del año del programa cultural del Ayuntamiento «Estepona ciudad del periodismo», que está dedicada a las relaciones entre periodismo y literatura.


Las jornadas congregaron a los escritores Paula Izquierdo, Gonzalo Santoja, Juan Mollá, Fernando Marías y Juan Manuel González. También participaron los comunicadores Javier Rioyo, Juan José Téllez y Jesús Vigorra.

Pero quien levantó mayor expectación y, además, consiguió llenar el salón de conferencias fue el poeta, dramaturgo y novelista cordobés Antonio Gala. El escritor ofreció una ponencia titulada «Afinidades y diferencias entre el lenguaje narrativo y el lenguaje periodístico», aunque el mayor tiempo de su intervención lo dedicó a disertar sobre el concepto «comunicación».

Gala consiguió hacer entender las diferencias entre ambas profesiones. «El escritor a veces huye de la vida para verla mejor desde una perspectiva fría para que los árboles le dejen ver el bosque», explicó. Sin embargo, a su juicio, el periodista hace todo los contario, porque «su urgencia acucia, lo que pone en vigor posibilidades que, de otra forma, no se nos mostrarían».

Por estos motivos, el autor de obras como El manuscrito carmesí, La pasión turca o Anillos para una dama, definió el lenguaje de los comunicadores como «rápido, sintético, fácil, sinóptico y con escasa pero contundente adjetivación». No obstante, Antonio Gala aseguró que el periodismo «estiliza y pule la lengua más que la Academia».

Las causa de las diferencias, continuó el escritor, hay que buscarlas en la esencia de ambas profesiones: «El comunicador entra a saco en la vida, pero testificar, siempre testificar, acaba por cansarnos porque la vida no es para contarla, sino también para padecerla y aguantarla», sostuvo.

Géneros. Gala señaló que sólo existen dos géneros literarios: el teatro y el periodismo. Pero alertó de que de la prisa que sufren los destinatarios de la información «se han contagiado al lector, por lo que las leyes contra el terrorismo deberían ampliar su acción a determinadas televisiones y medios».

También fue crítico con los escritores que colaboran en los diarios, pero acusó a la clase política «de lograr bajar la calidad y cantidad de los artículos». «Los artículos que se leen hoy son intercambiables, contraproducentes y con un idioma empobrecido, pero a los medios les interesa más la cantidad que la calidad», indicó.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: