Noticias del español

| | | |

| Portafolio.com (Colombia)
Jueves, 22 de marzo del 2007

EL ESPAÑOL ENCONTRÓ UN ‘PUERTO’ SEGURO

En Puerto Rico, colonizada por Estados Unidos en 1898, el inglés no ha podido desplazar el uso cotidiano de la lengua española.


Acomodando el adagio popular que reza 'la letra con sangre entra' , en este caso, el idioma a la fuerza no entra y Puerto Rico es prueba de ello.

Aunque el control que ejerce Estados Unidos en la isla caribeña desde 1898 es total, hay un campo donde los norteamericanos no han encontrado la manera ejercer su soberanía: en la imposición del inglés como lengua oficial.

Prueba de ello, y luego de 109 años de que se diera la colonización, en las principales vías de San Juan, la capital, las señales de tránsito no dicen Stop, sino 'Pare', y los lugares de estacionamiento no se conocen como los parking, sino que mantienen en el tradicional parqueadero.

Los puertorriqueños pagan los buses urbanos con 'pesetas' y nunca se refieren al 'cuarto de dólar' que estas representan.

Toda esta barrera cultural para evitar el ingreso de costumbres norteamericanas en la vida cotidiana de Puerto Rico empezó durante los primeros 30 años del siglo pasado, cuando la administración de EE. UU. obligó a dar clases en la antigua colonia española únicamente en inglés, pero muchos maestros hicieron oídos sordos a aquella imposición, entre otras cosas porque ellos mismos no sabían hablarlo.

La literatura puertorriqueña se mofa de los intentos por introducir elementos culturales ajenos a la cultura hispánica en obras como el cuento Santa Clo llega a La Chuchilla, de Abelardo Díaz Alfaro, en el que la llegada de un Papá Noel a un barrio humilde provoca el pánico entre niños y mayores. Los pequeños caribeños todavía aguardan al Niño Dios en su Nochebuena.

El director de la Academia Puertorriqueña de la Lengua Española, José Luis Vega, explica que el vigor y la creatividad que disfruta el español en Puerto Rico se debe a que es «una lengua del pueblo y son los ciudadanos quienes verdaderamente lo han mantenido vivo y vibrante en la isla».

Esto le ha dado una «fortaleza muy difícil de minar por una ley, un reglamento o una imposición y hace que incluso en algunas escuelas privadas donde se enseña en inglés, los alumnos conserven el español como su lengua primaria», explica Vega.

ALGO DE 'ESPANGLISH'

El director de la Academia Puertorriqueña de la Lengua, no duda en reconocer que en su país se dan muchas deficiencias en el lenguaje, como la utilización de anglicismos innecesarios. «Eso pasa hasta en España, y se debe más que a la proximidad con EE. UU., al modo de enseñar la lengua», sostiene.

Por su parte, la investigadora lingüística de la Academia de la Lengua Española en ese país, Amparo Morales, coordinadora de los trabajos de las academias antillanas para la elaboración de la Nueva gramática española, que se aprobará en Medellín, señaló que los logros en el mantenimiento del español en Puerto Rico se consiguieron «poco a poco».

Morales explicó que aunque «en la práctica se impone el español», hay palabras que se dicen en inglés. «Por ejemplo, el puertorriqueño dice 'trip' para hablar de viaje o 'nurse' para referírse a la enfermera», y agrega que «el ciudadano tiende a la familiaridad en su discurso, al lenguaje coloquial y a establecer lazos con el interlocutor, por eso se da esa mezcla ocasional de idiomas en el hablar», opina Morales, coautora del Tesoro lexicográfico del español de Puerto Rico y que prepara un diccionario de anglicismos.

Sin embargo, José Luis Vega ve normal esa presencia del 'espanglish' en las calles. «El enfrentamiento entre lo puertorriqueño y lo norteamericano también es la estructura central de la literatura puertorriqueña… lo que le da la coherencia a nuestra literatura es ese choque. No hay escritor en mi país que no haya construido su universo literario al margen de este conflicto social y cultural, y si así es a nivel literario, ¿cómo no va a afectar también al ciudadano corriente?», se pregunta Vega.

El escritor y poeta, que está en Colombia en el XIII Congreso de las Academias de la Lengua y asisitirá la otra semana al IV Congreso de la Lengua Española de Cartagena, 'no tiene pelos en la lengua' para criticar al sector intelectual de su país. «En Puerto Rico los intelectuales generan mucha crítica sobre los procesos políticos y económicos que atraviesa el país, pero a la hora de dar un paso al frente y comprometerse con las instituciones muy pocos están dispuestos a darlo. Se quedan en el papel», afirma.

Triste panorama para un luchador del idioma, en un país, como el antillano, en donde el español sigue siendo lo más 'play' a la hora de hablar.

LA MEJOR GRAMÁTICA

La recta final para que el mundo hispanohablante tenga después de 76 años una nueva gramática comenzó a hacerse realidad ayer en Medellín.

En una mesa que parecía la torre de babel del idioma español, los representantes de las Academias de la Lengua de Argentina, Chile, México, Colombia y España, instalaron de forma oficial el XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española.

Este certamen establece una especie de mapa del español para seguir entre académicos y gente del común. En el Museo de Antioquia, el director de la Real Academia Española (RAE), Víctor García de la Concha explicó cómo Medellín será el corazón del idioma español. Se espera que el texto de la nueva Gramática, que tendrá cerca de 2.000 páginas, sea aprobado por los Reyes de España, el sábado. El texto definitivo se lanzará en octubre del 2008, pero lo básico se definirá en la capital antioqueña.

(EFE)

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: