Noticias del español

| | |

|

Agencia Efe

Domingo, 3 de abril del 2011

El español en EE. UU. ha resistido las campañas de exterminio, asegura un poeta


El idioma español en Estados Unidos, que mantienen más de 50 millones de hispanos, ha resistido las campañas de exterminio, y este país es el segundo en el mundo con mayor cantidad de hispanohablantes, dijo a Efe el poeta argentino estadounidense, Luis Alberto Ambroggio.


«El español vital como uno de los idiomas nacionales de los EE.UU. sobrevivirá con sus idiosincrasias lingüísticas a las campañas para eliminarlo», afirmó el académico, investigador y poeta de origen argentino que tiene 40 años residiendo en Estados Unidos.

El poeta, que ofreció en días recientes un recital de poesía en la capital mexicana, explicó a Efe que la defensa del español es parte de la cultura «algo que le pertenece a la humanidad y que solamente los inhumanos pueden tratar de someterla, de olvidarla, de destruirla».

Recordó que en Estados Unidos habitan 50 millones de hispanohablantes, es el segundo territorio de América con el mayor número de personas que hablan español, después de México, y donde trabajan muchos académicos y creadores que realizan su obra en lengua española y que son defensores de la lengua de Cervantes.

Admitió que en Estados Unidos hay una «gran presión sicológica y social natural» de la cultura dominante y la presión no tan natural de los grupos etnocéntricos, de derecha y xenofóbicos para imponer sólo el ingles («English only»).

«Es penoso notar que el español es el lenguaje que ha despertado la mayor hostilidad en Estados Unidos», indicó Ambroggio, y explicó que hay movimientos que utilizan el inglés como un mecanismo de dominación ideológico y que califican al español como «the language of the ghetto» (el lenguaje del Ghetto).

El poeta lamentó que los hispanos a veces contribuyen con esta posición por "falta de orgullo y conocimiento de la riqueza cultural hispánica" y muchas veces por la necesidad a integrarse "lo más rápido posible para evitar discriminación o trabajar en condiciones de inferioridad".

No obstante, añade que él ha constatado el aumento de la resistencia a abandonar el español, «no sólo como método de comunicación, sino como aferramiento a nuestra identidad, a nuestras raíces».

Afirmó que aunque los hispanos hablan en inglés la mayor parte del tiempo, hay ciudades con grandes poblaciones como Nueva York, Nueva Jersey, Miami, y estados domo California, Arizona y Texas, donde «el español es la lengua corriente y el inglés solo cuando se necesita».

Aseguró que el grupo hispano latino es el de más rápido crecimiento en los Estados Unidos debido a nacimientos e inmigración.

«Uno de cada cuatro niños estadounidenses es hispano; los hispanos han superado las proyecciones de población en 40 estados, y que de seguir las tendencias actuales, crecerá hasta 100 millones de personas para el año 2050», indicó Ambroggio.

Aseveró que el español «no va dejar de existir sino que va continuar creciendo» y destacó que una de las tareas de la Academia Norteamericana de la Lengua Española «es precisamente identificar estas dificultades y tratar de solucionarlas para que el español se rescate, se cultive y se mantenga en todo el territorio de los EE.UU., sin menoscabo de otros idiomas que nos enriquecen».

Recordó que afortunadamente se han rechazado todos los intentos por modificar la Constitución federal para imponer el inglés como único idioma oficial, y los documentos para atención ciudadana en todas las dependencias de gobierno están en forma bilingüe, aunque en las constituciones estatales 30 de los 50 estados tienen el inglés como lengua oficial.

«A nivel privado aunque en numerosas escuelas y empresas quieren prohibir a los alumnos o a los empleados que hablen español entre ellos durante las horas de escuela o de trabajo, no obstante en casi todos los casos los tribunales han determinado que tal medida es inconstitucional por negar la libertad de expresión», explicó.

Ambroggio aseguró que las publicaciones en español crecen cada vez más para atender a la población hispanohablante y las editoriales publican cada vez más sus principales títulos en ambos idiomas con el fin de ganar presencia en el mercado hispano.

Indicó que la población hispana representa un mercado en crecimiento y que las empresas hispanas elevaron sus ingresos de unos 38.900 millones de dólares en 1982 a 245.600 en 2002.

Recordó que Bill Clinton dijo que esperaba ser el último presidente de Estados Unidos que no hablase español, y agregó que el «futuro es prometedor sin dejar de ser un constante desafío». 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: