Noticias del español

| | | | | | |

| Agencia Efe

El diccionario En arroz y habichuelas repasa con humor el vocabulario boricua

La abogada y ex jueza de Puerto Rico Ixa López Paláu recopila y define con humor más de mil palabras y expresiones del habla popular boricua en su diccionario En arroz y habichuelas, que incluye términos juveniles y de los puertorriqueños en EE. UU.

López Paláu explicó a Efe que el diccionario, del cual se han vendido más de 2.000 ejemplares desde que salió a la venta el mes pasado, «es una versión libre y no está amarrado a los convencionalismos».

Indicó que las definiciones de su libro «son un ejercicio de la libre expresión, en algunas incluso discrepo de las del Tesoro Lexicográfico» del Español de Puerto Rico (2005), una de las principales referencias que utilizó la autora para redactarlo.

Porque «el mayor recurso fue la gente y lo aprendido de mi abuela, que se crió en los campos de Aguadilla (noroeste) para principios del siglo XX».

Durante muchos años, López Paláu anotaba «en una libretita la forma en la que nosotros hablamos», y como jueza del tribunal de primera instancia de Aibonito (centro) aprendió muchas palabras que se utilizan a diario en los campos.

Asegura que su diccionario, que se puede adquirir por Internet en la página www.eboricua.com, está escrito para reirse al leerlo y que está sorprendida de la buena acogida por el público comparado con sus otros cuatro libros.

Las otras obras de la autora: Aspectos legales del divorcio, Pensión alimentaria de los hijos, Violencia contra la mujer y Entre vecinos, son libros de leyes dirigidos al público en general.

En En arroz y habichuelas, «el hecho de haber incluido las palabras de los boricuas que están afuera y de los jóvenes es una forma de acordarnos de que tanto los de aquí como los de allá somos un mismo pueblo, aunque algunos no hayan venido nunca a Puerto Rico».

«Es un pueblo que, aunque por un lado ha incorporado el inglés con algunos anglicismos, se resiste a perder no sólo el español, sino su propia manera de entenderse», explicó la autora, quien sostiene que esta manera de comunicarse de los boricuas es «en arroz y habichuelas», que quiere decir que «vamos al grano».

De su experiencia profesional incluyó términos como «aceita’o», que es el «testigo cuya declaración ha sido practicada y estudiada por sus abogados».

Otros términos reflejan tradiciones boricuas como muestra la definición de «aplausos», que en el libro de López Paláu es el «sonido que se produce inmediatamente después de que un avión lleno de boricuas toca tierra».

Palabras como «asalto», que según indica el diccionario «en el diario vivir suele ser un robo a mano armada», para los puertorriqueños, «si a alguien le llevan o recibe un asalto, significa parranda navideña».

El libro, además de indigenismos y africanismos, también incluye algunas aportaciones boricuas al Diccionario de la Real Academia Española, como «babosería», que es la «habladuría sin sustancia».

Algunas palabras para los puertorriqueños tienen muchísimos significados, como «bregar», que en términos generales significa lidiar, trabajar, hacer funcionar, pero cuando se le pregunta cómo está a un boricua y responde que «en la brega», a veces quiere decir entre líneas: «estoy de pie y no me preguntes más sobre el asunto».

Al reguetonero del momento, Daddy Yankee, se le conoce como «el Cangri»”, de cangrimán, anglicismo que viene de Congressman (congresista) y que según la definición de López Paláu, aunque sin señalar específicamente al cantante, se refiere a una «persona despreciable y poderosa».

En arroz y habichuelas recoge también muchos términos gastronómicos, musicales, gentilicios y palabras malsonantes que tienen significados negativos o positivos según el contexto, la manera de pronunciarlas o los gestos del hablante que la acompañen.

No podía faltar la definición de «boricua», indigenismo derivado del nombre que el hoy Puerto Rico tenía para sus habitantes precolombinos, Borikén, y que para la autora es la «persona originaria de Puerto Rico o con ascendencia puertorriqueña».

Pero también boricua es «cualquiera que quiera serlo, que defienda nuestros recursos y nuestra dignidad como pueblo».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: