Noticias del español

| | | | | |

| lagaceta.com.ar, Argentina
Miércoles, 4 de julio del 2007

EL «¡CHAN!», QUE INDICA SORPRESA, SE INCORPORÓ AL LENGUAJE JUVENIL

Tendencias y usos lingüisticos. Tres estudiantes de la carrera de Letras estudian los neologismos que impone la televisión. La influencia del show televisivo Duro de Domar en el habla. El 93 % de los jóvenes de entre 20 y 25 años conoce la expresión.


decir «chan» ha pasado a ser una costumbre para muchos jóvenes —y no tanto— desde que el programa televisivo Duro de Domar la convirtió en su sello, el año pasado. Su uso se aplica a hechos que causan sorpresa o que llaman fuertemente la atención; por ejemplo, un trabajo de investigación, precisamente, acerca del uso del «chan».

Tres estudiantes de la carrera de Letras, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNT, analizaron el ciclo que emite Canal 13 y conduce Roberto Pettinato, y presentaron su trabajo en la Primera Jornada de Jóvenes Investigadores UNT-AUGM.

El propósito era verificar su impacto como generador de neologismos, es decir, vocablos o giros nuevos en el lenguaje. María Sol Abate, Silvina Riveros y Mario Herrera —todos de 20 años— trabajaron durante el 2006 estudiando a fondo más de una veintena de emisiones del programa, para saber cuándo, cómo y por qué se usaba una serie de términos que no figuraba en el Diccionario de la Real Academia Española. Se centraron no sólo en la onomatopeya más famosa de la tevé sino también otras palabras de habitual aparición en el ciclo, como «eló» (así decidieron llamar al proyecto de investigación), «grazzias» y «chacareggae», entre otras. Además, fueron objeto de análisis lo que denominaron intensificadores: por ejemplo, cuando al «chan» se le agrega delante «katrina de…», «tsunami de…», y otros.

«Tratamos de innovar en el campo de la lexicografía; hicimos una investigación formal diferente, que llama la atención», explica Riveros, que junto a sus compañeros trabajó bajo la dirección de Silvia Ojeda, de la cátedra de Lengua Española II, a cargo de Elisa Cohen de Chervonagura.

Para el estudio, los jóvenes utilizaron métodos cualitativos (entrevistas personales a locutores) y cuantitativos (90 encuestas, divididas en las franjas etarias de 20-25 años y 40-45 años, realizadas al azar en el Gran San Miguel de Tucumán). Los resultados no sólo confirmaron las hipótesis iniciales sino que superaron los pronósticos: el 93 % de los jóvenes conoce la palabra «chan» y alrededor de la mitad de ellos reconoció que la utiliza.

En cuanto al uso del «chan», una de cada cuatro personas lo hace para denotar sorpresa, y una de cada seis, cuando alguien hace algo fuera de lugar.

En tanto, el 58 % conoce el vocablo «eló», que los alumnos catalogaron como un híbrido dentro de las voces prestadas de otros idiomas (el hello del inglés, que significa hola), porque se escribe en una lengua como se leería textualmente en la otra, si la doble ele sonara como una sola.

Con respecto a quienes tienen entre 40 y 45 años, pese a que cerca de la mitad no veía nunca el programa (44 %), a los investigadores les sorprendió constatar que el 98 % haya afirmado que conocía la expresión. Sin embargo, sólo el 15 % suele decir «chan». De esto se desprende que el neologismo superó la franja etaria de jóvenes. Además, para conocer la palabra no era requisito ser televidente del programa, puesto que su uso masivo hace que pueda ser escuchada en otros ámbitos.

En definitiva, los alumnos aseguran que el impacto de los medios en la creación de neologismos es innegable. En su argumentación, recurren a una cita de Arséne Darmesteter para hablar del lenguaje como algo eminentemente dinámico: «La lengua es un organismo vivo en donde las palabras nacen, se reproducen y mueren».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: