Noticias del español

| Agencia EFE

El Cervantes sortea la crisis gracias «al caudal» del idioma español

El Instituto Cervantes percibe, a pesar de la crisis y del descenso del alumnado en algunos de sus centros —sobre todo el de Atenas—, un interés creciente en la demanda de enseñanza del español, por «todo el caudal» que tiene un idioma, que ofrece «un mundo enorme de posibilidades».

Rafael Rodríguez-Ponga. Foto: ©Agencia Efe/Esteban Cobo

Rafael Rodríguez-Ponga.
Foto: ©Agencia Efe/Esteban Cobo

El secretario general de esta institución, Rafael Rodríguez-Ponga, recuerda, en una entrevista con Efe, las «inmensas» salidas del castellano, por sus «500 millones de hispanohablantes» y por lo que «se transmite en lengua española cada día».

«Es la lengua de muchas televisiones, muchas radios y muchos periódicos», precisa Rodríguez-Ponga, cuya institución fomenta el español en 86 ciudades de los cinco continentes, en las que tienen centros propios o aulas en universidades.

Además de la enseñanza a alumnos, el Cervantes imparte otras actividades académicas como la formación de profesores, expide el Diploma de Español como Lengua Extranjera (DELE), organiza cursos de español orientados al turismo, además de programaciones culturales que incluyen música, cine y literatura.

Según Rodríguez-Ponga, actualmente predomina el criterio de «calidad» a la hora de enseñar el idioma. «Si el avance del español se hace descuidando la enseñanza, acaba en el spanglish, en mezclas y variedades inestables», explica.

Los alumnos buscan en el Instituto Cervantes aprender un español «estándar e internacional», que les permita acceder a toda la producción en español y viajar a países hispanohablantes.

«Es una lengua útil en el siglo XXI por todo lo que implica —agrega este doctor en Filología—, por el número de hablantes y por lo que se transmite en lengua española cada día».

El lingüista señala, además, el auge que está viviendo el sector del turismo lingüístico en España, que recibe «más de 200.000 estudiantes al año para aprender el idioma», muchos de ellos en las cerca de cien escuelas acreditadas por el Instituto.

Pero la crisis económica también ha hecho que se adopte el criterio de sostenibilidad en la inversión de recursos en una institución que se financia al 50 % con fondos públicos y el resto con matrículas, patrocinios y la expedición de diplomas.

Rodríguez-Ponga reconoce que el alumnado ha descendido en países a los que ha afectado más la crisis, como «Grecia, Portugal, Bulgaria y Rumanía», y especifica que el Instituto Cervantes de Atenas ha sido el más perjudicado.

Sobre la sede situada en la ciudad de Alejandría (Egipto), donde se suspendieron las actividades por el conflicto que vive el país árabe, el secretario general afirma que es un cierre «cautelar», y explica que en otras ciudades como «El Cairo, Ammán o Beirut» se trabaja en un estado de «observación y máxima prudencia».

Ese estado de «alerta» ha provocado un descenso de alumnos, pero a pesar de que los centros están adscritos a la Embajada de España, no han tenido que ocuparse hasta el momento de ninguna «actuación extraordinaria» en materia diplomática.

Rodríguez-Ponga recuerda la «estrecha colaboración» entre el Cervantes y los países hispanoamericanos, que se evidencia con el convenio que mantienen con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) o eventos como el VI Congreso de la Lengua Española, que se celebrará en octubre en Panamá.

La elección del país centroamericano como sede del Congreso no es casual. «Fue allí donde Vasco Núñez de Balboa descubrió el Pacífico en 1513, logrando uno de los mayores avances de la Humanidad, de lo que debemos estar muy orgullosos», afirma.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: