Noticias del español

| |

|

María Luisa García Moreno

Revista Pionero, Cuba.

Febrero, 2012. 

DEL IDIOMA: UN CAMPO CELESTE (3)


Como sabes, los pueblos árabes desarrollaron antiquísimas y fabulosas culturas que  han dejado su huella en la nuestra. Durante su mayor esplendor, se extendieron por todo el norte de África, el Asia Menor y España, de la que solo los separaba el estrecho de Gibraltar. Por ocho siglos —hasta que en 1492 fueron expulsados de España—, dominaron el territorio de esa nación europea, y dejaron un importante legado, cuya expresión más significativa puede verse en la arquitectura, la música y el idioma.  


Los árabes acumularon importantes conocimientos astrónomicos que explican su aporte lingüístico a esta ciencia; por eso, muchas palabras de nuestra lengua proceden del árabe y algunas están relacionadas con el tema que estamos tratando.

Un ejemplo de ello es almanaque, del árabe hispánico almanáh, «calendario» y este de manah, «alto de la caravana en el desierto para observar las estrellas que orientan la ruta».

De igual modo, está relacionado con la Astronomía acimut, del árabe as-sumūt, «dirección, cenit». El DRAE precisa: «ángulo que con el meridiano forma el círculo vertical que pasa por un punto de la esfera celeste o del globo terráqueo». Este término tiene aplicaciones tradicionales en Náutica y Cartografía; sin embargo, hoy se usa para orientar las antenas parabólicas y en la ciencia y la práctica militares, específicamente en la artillería y la aviación.

El mismo origen, por error de transcripción de los copistas antiguos, tiene cénit o cenit,  que es la «intersección de la vertical de un lugar con la esfera celeste, por encima de la cabeza del observador». Otra acepción de este vocablo, de relativo uso común, es «punto culminante o momento de apogeo de alguien o algo».

Opuesto al cenit se halla el nadir, del árabe marroquí annazir, «opuesto, contrario» y este del árabe clásico nazir, «opuesto»; este término tiene dos acepciones y ambas relacionadas con la Astronomía: «punto de la esfera celeste diametralmente opuesto al cenit» y cenit del Sol, «punto de la esfera celeste diametralmente opuesto al que ocupa en ella el centro del astro».

Con ella se relaciona la expresión sol cenital referida “a la posición del Sol sobre la vertical de un lugar (cenit) en horas del mediodía. A la latitud del ecuador, los días de sol cenital se corresponden con los equinoccios.

Del árabe procede el término auge, «apogeo de un astro, apogeo de la Luna», con dos acepciones relacionadas: «punto de una órbita en torno a la Tierramás separado del centro de esta» y punto de una órbita, en el cual es máxima la distancia entre el objeto que la describe y su centro de atracción; pero que además empleamos de manera habitual como «punto culminante de un proceso» cualquiera: Está en el apogeo de su fama.

Como has podido apreciar por la muestra, el campo semántico de la Astronomía es amplio y reúne significativos aportes del latín, el griego y otras de lenguas como el inglés, el francés y el ruso, así como de las lenguas árabes.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: