Noticias del español

| | |

| María Luisa García Moreno
Revista Verde Olivo, Cuba
Septiembre del 2009

DE LA GUERRA AL LENGUAJE COMÚN

«Eso es una bicoca», responde Meñique a la princesa, en la versión del cuento homónimo escrito por José Martí en La Edad de Oro. Vale decir «cosa de poca estima y aprecio», «sencillez»; pero... ¿sabe usted de dónde procede la palabra bicoca?


Pues… Bicoca es el nombre del sangriento combate librado el 27 de abril de 1522, durante la Guerra de los Cuatro Años,1 por el dominio de Milán; en este combate, fuerzas combinadas de Francia y la República de Venecia, reforzadas con mercenarios suizos, se enfrentaron a tropas españolas e italianas, al mando de Próspero Colonna, quien logró una aplastante y fácil victoria, que precedió a la más decisiva batalla de Pavía (1525). La lucha fue en torno a una pequeña fortificación (en italiano, bicocca), situada a poca distancia al norte de los muros de Milán, donde hoy Bicocca es el nombre de un barrio.

La superioridad numérica estaba a favor de los franceses, reforzados con la infantería suiza y sus temidas formaciones de picas, destinadas a envolver y masacrar al enemigo, al estilo de la antigua falange griega,2 táctica que los había convertido en la mejor infantería de la época y en muy caros, pero solicitados mercenarios.

Al comenzar la batalla, los suizos, dispuestos en dos cuadros, avanzaron hacia los hispanos; al cruzar el camino, se vieron obligados a subir una ligera cuesta, lo que les impidió cargar de inmediato y les convirtió en blanco perfecto para los arcabuceros, quienes abrieron fuego contra los suizos. Tras perder 3 000 hombres —incluidos 22 capitanes—, se vieron obligados a retirarse sin llegar a entablar batalla.

En esta situación y pese a otras opiniones, Colonna no ordenó un ataque a gran escala contra los franceses, cuyas fuerzas, incluida su caballería, permanecían intactas; consideró que ya habían sido derrotados, que pronto se retirarían… y la vida le dio la razón: luego de tan importantes pérdidas, los suizos regresaron a sus hogares y el jefe francés consideró que eso debilitaba sensiblemente su infantería y le imposibilitaba continuar la campaña. De modo que en la batalla de Bicoca, los ejércitos imperiales y del papado derrotaron a las fuerzas francesas, haciéndolas salir del Milanesado.

Algunos autores consideran que esta batalla señaló un importante giro en el arte militar por el papel que en ella tuvieron las armas de fuego, en especial, los arcabuces españoles. Bicoca y la posterior batalla de Pavía (1525) evidenciaron que la época de la pica y la caballería pesada llegaba a su fin. A partir de entonces, las armas de fuego cambiarían para siempre el escenario de las batallas.

Desde entonces, en español, la palabra bicoca se utiliza para definir una ganancia fácil, sin mucho esfuerzo y, en sentido coloquial, una «ganga».

Nota

1 La Guerra de los Cuatro Años (1521-1526) forma parte de las Guerras Italianas. En ella lucharon Francisco I de Francia y la República de Venecia contra el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Carlos V (Carlos I, de España), Enrique VIII de Inglaterra y los Estados Pontificios.

2 La falange fue una organización táctica creada en la Antigua Grecia e imitada por otras civilizaciones mediterráneas. Los autores antiguos suelen llamar falange a cualquier ejército que combate formando una única fila de combatientes muy próximos entre sí, con una profundidad de entre ocho y 16 guerreros. El término es de origen griego.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: