Noticias del español

| María Luisa García MorenoRevista Educación, Cuba, no. 136Sept-dic, 2012

¿De dónde vienen?: Un curioso y lejano parentesco

Por María Luisa García Moreno


Todo individuo conoce que el término método da nombre al «modo de decir o hacer con orden, de obrar o proceder; al hábito o costumbre que cada uno tiene y observa». De igual modo —y esta es la acepción que más nos interesa a los docentes—, es el «procedimiento que se sigue en las ciencias para hallar la verdad y para enseñarla»  —y podríamos añadir, o aprenderla.

Por su parte, el excelente Diccionario de María Moliner precisa que método es  ‘procedimiento, sistema’ y que se aplica específicamente «al conjunto de reglas, lecciones y ejercicios diseñados para enseñar o aprender algo». Y añade que en Lógica «se llama así a cada uno de los dos procedimientos, analítico y sintético, de razonar; particularmente, al que se sigue en la investigación científica para descubrir y demostrar algo».

Otros lexicones redundan en las mismas ideas y dicen que  método procede del latín methodus, y este del griego μέθοδος, μεθόδου, con el significado de ‘camino, procedimiento’. Según la sección de etimología del interesante cibersitio InterClássica  —dedicado a la investigación y difusión del mundo griego y romano antiguo— la palabra en cuestión se incorporó al español en 1611 y está compuesta de μετά, ‘entre, después, trans-‘ y hodós, ‘camino, dirección, viaje, costumbre, sistema’.

Sin embargo, solo en el Breve diccionario etimológico de la lengua castellana, de Joan Corominas, hallamos referencia a su curioso y lejano parentesco con episodio, del griego epeisódion, que en el teatro helénico era el nombre de todo el recitado que ocurría entre dos entradas sucesivas del coro y está formada por ep-, ‘además’; éis, ‘que entra’ y hodós, ‘camino’, acepción en la que se evidencia la similitud entre ambos términos.

Entre los más usados derivados de método, se encuentran el adjetivo metódico   —’hecho con método, que usa de método’—, el verbo metodizar —’poner orden y método en algo’—, el sustantivo metodología —’ciencia del método’ y ‘conjunto de métodos y procedimientos que se siguen en una investigación científica o en una exposición doctrinal’ y también en un proceso de enseñanza-aprendizaje— y, por último, el adjetivo metodológico  —’perteneciente o relativo a la metodología’, términos todos de uso común para cualquier docente.

Muy cercano está el término procedimiento, en su acepción de ‘método de ejecutar algunas cosas’, el cual viene de proceder, y este del latín procedĕre, ‘adelantar, ir delante’, y de ahí ‘pasar a otra cosa’. Pero si de parentescos curiosos hablamos, quizás sería bueno decir que primos cercanos de procedimiento son proceso, procesar y procesión. ¡Cosas de la lengua!

Métodos y procedimientos son esenciales en la labor del docente, pero también tienen su historia.

Revista Educación, Cuba, no. 136

Sept-dic, 2012

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: