Noticias del español

| Autora: María Luisa García Moreno  

¿De dónde vienen?: Fe en el mejoramiento humano

Por María Luisa García Moreno


De fe se deriva en última instancia la palabra profesor, y me parece muy bien, porque profesor es quien tiene «[…] fe en el mejoramiento humano, en la utilidad de la virtud […]», como decía José Martí, excelente educador, tanto que para nosotros es el Maestro, así con mayúscula.

Aunque en principio la palabra profesor se refería a los cristianos, que profesaban o declaraban en público su fe, a partir de cierto momento, pasó a ser todo el que profesaba o declaraba sus saberes y los trasmitía.

El diccionario de Covarrubias (1611) define: ‘Professar algun arte o ciencia […] Professor della, el que la sigue y professa’. Más de un siglo después, el Diccionario de la Real Academia Española decía: ‘El que exerce o enseña públicamente alguna facultad, arte ú doctrina’. Muy similar es la definición que aparece hoy en el  lexicón de la Academia: ‘persona que ejerce o enseña una ciencia o arte’.

Maestro procede del latín magíster, que significa ‘el que enseña’, ‘jefe, director’. Resulta curioso, que usamos el término maestro para referirnos al que ejerce esa labor en la escuela primaria y profesor, para el que labora en niveles superiores; sin embargo, cuando una persona realiza estudios de especialización en una maestría, se convierte en máster o magíster, palabras que significan ‘maestro’ y cuyo plural es másteres.

Por cierto, según el apéndice 1 de la nueva Ortografía de la lengua española (2010), se recomienda el uso de las abreviaturas españolas, en términos como máster o magíster (Mtr. o Mgtr.) a pesar de que está bastante extendido el uso de las inglesas —M. Sc. o Dr. Sc., así sc, puesto que en inglés, como en latín, se escribe sciencie—. Por otra parte, doctor (Dr.) es válida como abreviatura de médico y de doctor en ciencias; ello reafirma lo establecido acerca de los atributos de los profesionales con grados científicos en Cuba: Dr. C. (una determinada especialidad) y Dr. Cs. (Doctor en Ciencias).

El término pedagogo, que se emplea en un marco más profesional, procede del latín paedagōgus, ‘ayo, preceptor, acompañante de niños’ y este, a su vez, del griego paidagōgós, compuesto de pâis, paidós, ‘niño’, y ágō, ‘yo conduzco’. ¡Claro que los pedagogos de hoy no solo conducen a los niños! De ahí el auge que tiene en estos tiempos la enseñanza para adultos.

Otros compuestos del griego pâis son pediatría y pediatra, y también pederasta y pederastia ‘abuso sexual cometido con niños’.

Con frecuencia se emplea, para designar a quienes realizan la hermosa labor de formar a las nuevas generaciones el término educador, -a. ¡Claro que educadores no son solo los maestros o profesores! Educador es “el que educa” y ¿quién mejor para llenar ese cometido que los padres? De igual modo, son educadores todos los que laboran en pro de la educación.

En Cuba, el 22 de diciembre festejamos el Día del Educador, en recuerdo de la fecha en que nos declaramos «Territorio libre de analfabetismo» y en recuerdo de aquel momento en que todos fuimos MAESTROS.

Revista Educación, Cuba, no. 134

Septiembre-diciembre, 2011

 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: