Noticias del español

| | |

| Marcelo Arduz Ruiz, de la Academia de la Lengua
www.laprensa.com.bo, Bolivia
Viernes, 10 de diciembre de 2010

CURIOSIDADES EN EL LENGUAJE: CERVANTINOS

Según el diccionario de la RAE, se denomina así a los estudios relativos a don Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616), el llamado Príncipe de las letras españolas, y de manera general a los aspectos más característicos de su vida, obra y notable influencia en la literatura regional o universal, al extremo de conocerse también al idioma castellano o español como Lengua de Cervantes. Así, se habla de paisajes y personajes típicamente Cervantinos; de ámbito, giro o locuciones Cervantinas...


Entre una vasta obra, el insigne escritor es autor de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, una de las creaciones más admirables del espíritu humano, cuyo primer tomo se lanzó en Madrid en 1604, vendiéndose más de 30.000 ejemplares en pocos años. Habiendo publicado Avellaneda en 1614 el Quijote apócrifo o falsa continuación de la obra, decide editar la segunda parte en 1615, es decir, un año antes de su muerte.

Un aspecto que reviste especial significado para él es el referido a que 15 años antes de la edición de su obra cumbre, luego de haber participado en la batalla de Lepanto donde pierde la mano izquierda (lo cual le confiere el sobrenombre de «Manco de Lepanto»), en carta fechada en Sevilla el 21 de mayo de 1590, solicita al rey de España Felipe II pasar a América con el empleo de Corregidor de la ciudad de La Paz…

En tiempos en que fuera corte de los reyes de España, pasó muchos años en Andalucía, donde engendra la gloria preclara de las letras españolas. Allí, en la Casa de la Contratación, el mayor repositorio documental con relación al descubrimiento, conquista y administración del Nuevo Mundo, entre probanzas de servicios, se conserva celosamente el autógrafo de Cervantes en la aludida carta.

Hace pocos años (2005), en busca de tal documento, acudimos a la antigua metrópoli indiana donde llegaban galeones llenos de plata potosina. Para Cervantes, los territorios de Charcas (hoy Bolivia) no le eran extraños, pues a la galanura de su pluma se debe la célebre frase «Vale un Potosí», que resume el hidalgo cuando al fiel escudero le manifiesta: «Si yo tuviera que pagarte Sancho conforme merece la grandeza y calidad, las minas de Potosí fueran poco»…

La misiva menciona, que al regreso de Lepanto a España, fue hecho prisionero cinco años por piratas argelinos, que cobraron a su familia un rescate que la dejó en la pobreza; por lo cual solicita al servicio de la corona que se le otorgue en las Indias un oficio entre los vacantes ese momento: «La contaduría del nuevo Reino de Granada o la gobernación de la provincia de Coconusco en Guatemala o contador en las galeras de Cartagena o Corregidor de la ciudad de La Paz»…

Como la posibilidad no llegó a concretarse, sin llegar jamás a pisar suelo americano, en la solemne conmemoración del IV Centenario de la Fundación de La Paz, como verdadero acontecimiento el 20 de octubre de 1948 —«en vara de justicia» por utilizar una expresión usual en la época—, el H. Concejo Municipal aprobó a favor de Cervantes el nombramiento de «Corregidor Perpetuo» de la ínclita ciudad.

Un ejemplo Cervantino excepcional es la monumental obra titulada Cervantes y don Quijote en Bolivia, editada en el país a fines del pasado año, que reúne en 950 páginas los textos de escritores bolivianos en géneros de novela, cuento, poesía, teatro y ensayo, además de artículos, discursos y conferencias. El meritorio compilador y editor es don Luis R. Quiroz, boliviano residente en California (Estados Unidos)…

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: