Noticias del español

| | | | | | | | |

| Juan Carlos Rodríguez
La Razón, España
Lunes, 19 de marzo del 2007

CÉSAR ANTONIO MOLINA, DIRECTOR DEL INSTITUTO CERVANTES: «TODA AMÉRICA SERÁ BILINGÜE»

«Internet, ciencia y diplomacia», los grandes retos pendientes del español.


El Instituto Cervantes se ha transformado en el gran buque insignia de la cultura española en el mundo. Más allá de su vocación primaria como «academias para enseñar español», los más de 60 centros que tiene distribuidos por el mundo son hoy un organismo vivo de difusión cultural. Su papel, por ejemplo, como coorganizador del IV Congreso Internacional de la Lengua Española, señala muy a las claras el peso de su presencia en la geografía del español. «Un congreso de la lengua es un suceso fundamental porque nos dirá cuál es el estado actual del español y nos servirá para mejorar —explica su director—. Ahora mismo somos la segunda lengua en importancia económica en el mundo y la cuarta en número de hablantes, después del inglés, el indi y el chino». Pero también tenemos algunos problemas que resolver, César Antonio Molina enumera «internet, ciencia y diplomacia» como los lugares en donde debemos avanzar.

-La demanda del español se está concentrando en países como Brasil o China, ¿está ahí realmente el futuro del español?

-Sí, pero el futuro más inmediato está indudablemente en Estados Unidos. Según datos tanto nuestros como del British Council, en el 2050 habrá en ese país más de cien millones de hispanohablantes. Hay informes, además, que indican que quienes conocen el inglés y el español ganan de media ocho mil dólares más. Por eso, el español en los EE. UU. no es sólo una cuestión espiritual y cultural, sino también económica.

-Sin embargo, el español sigue siendo un idioma de servicios…

-No… Eso era antes, pero ya no. Ahora hay alcaldes, empresarios y hasta un candidato a la presidencia que hablan español perfectamente. Ha cambiado, ya no es la lengua de los emigrados, sino la segunda lengua del país. Es una presencia inevitable. Toda América, de norte a sur, será bilingüe.

-¿También Brasil?

-En Brasil el español se va a enseñar como asignatura obligatoria en los colegios. Eso significa que en unos años va a ser un país totalmente bilingüe porque, dentro de una década, 50 millones de brasileños lo podrán hablar perfectamente y, en veinte años, sobrepasará los cien millones. Por eso, el Instituto tiene ya nueve sedes en este país, porque se necesitarán en los próximos diez años casi 200.000 profesores.

-La expansión hacia China y la India es más compleja, ¿no?

-Estamos trabajando en ello, con nuevos centros, pero también estamos mirando hacia Europa, donde la demanda también crece.

-¿Cómo va ese proyecto de transformar los centros de la Agencia Española de Cooperación Internacional en sedes del Cervantes en toda Hispanoamérica?

-No se ha hablado.

-¿Queda descartado ya para esta legislatura?

-No es un tema que tengamos presente.

-Sin embargo, ha sido efectiva la transformación de las sedes del Cervantes en verdaderos centros culturales y no sólo en academias oficiales de español, ¿no?

-Sí, y no sólo difundimos nuestra literatura, sino también cine —que tiene un éxito enorme—, arquitectura, urbanismo, ciencia… Por eso, en el Congreso de la Lengua no sólo van a estar los grandes especialistas del idioma, sino también científicos, deportistas, cineastas, músicos… La lengua es un tema de todos, no sólo de los especialistas.

-Y el número de sedes sigue creciendo también…

-Hemos mejorado muchos centros, como el de Dublín, el de Varsovia o el de Nápoles. Y hemos inaugurado Budapest, Sofía, Estocolmo, Palermo… Todavía nos queda mucho por hacer, como abrir los de Reikjavik y Oslo. Pero habrá que avanzar, por ejemplo, necesitamos más centros en Rusia.

-¿El reto pendiente?

-El África subsahariana, en Costa de Marfil, Senegal o Kenia, que son centros donde hay una altísima demanda de enseñanza del español y tenemos que llegar a ellos también.

-La identificación entre español y economía de futuro la acuñó usted con aquella frase de que «el idioma es nuestro petróleo»

-Una de las cosas que vamos a hacer en el congreso es pedir a todos los países hispanohablantes que hagan ese cálculo de lo que significa para su economía la cultura de la lengua. Además, España ha hecho un notable esfuerzo por atender la enorme demanda de español para extranjeros.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: