Noticias del español

| | |

| Magí Camps
La Vanguardia, Barcelona (España)
Lunes, 8 de septiembre del 2008

CAPITANA, MANDE FIRMES

Se cumplen veinte años de la incorporación de la mujer a las fuerzas armadas y ha tenido que llegar una mujer a lo más alto del escalafón para que se acometa una mejor adaptación del vestuario a las formas de las militares.


En cuanto al lenguaje, cierto es que en nombre de lo políticamente correcto se han hecho verdaderas barbaridades contra la gramática, pero también lo es que la mujer no debe quedar oculta tras nombres masculinos. Hoy, usos como «la ministro» son ya inadmisibles, igual que no es de recibo que uno de los anuncios del Ministerio de Defensa que conmemoran ese vigésimo aniversario subtitule «marinero» cuando habla Montse Martínez, de la fragata Blas de Lezo.

Hasta la fecha, la prudencia académica, que fija los términos que ya se usan pues no es su misión inventar palabras, considera: «Independientemente de su terminación, funcionan como comunes los nombres que designan grados de la escala militar: el/la cabo, el/la brigada, el/la teniente, el/la brigadier, el/la capitán, el/la coronel, el/la alférez». La Fundéu, un paso por delante, añade: «Aunque no cabe duda de que si nos atenemos a la morfología de la lengua española el femenino natural de soldado es soldada, así como el de cabo es caba y el de sargento es sargenta, el hecho de que aún haya pocas mujeres militares hace que esos femeninos suenen raros a los hispanohablantes». Que nadie se sorprenda por la caba: los italianos, al lado de il capo tienen la capa. Y contra la soldada ya no vale argüir que esa palabra significa salario. Además de tratarse de un uso en retroceso, el diccionario está repleto de palabras polisémicas.

Así pues, la gramática no está en contra. Ahora es necesario que el empleo habitual de estos femeninos justifique su inclusión en el diccionario.

Ministra Chacón, ha llegado el momento de dar un paso al frente.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: