Noticias del español

| | | | | |

| Jorge Covarrubias (The Associated Press)
Houston Chronicle (EE. UU.)
Viernes, 7 de marzo del 2008

ACADÉMICO ESPAÑOL EN EEUU: LA LENGUA PROSPERA EN LA LIBERTAD

La libertad es la mejor aliada de la lengua, asegura el académico Francisco Marcos Marín, un autor, profesor laureado y políglota que se ha propuesto escribir la historia del español en Estados Unidos.


«Este es un país libre», dijo el erudito español que ejerce una cátedra universitaria en la ciudad texana de San Antonio. «No hay mejor caldo de cultivo para la lengua que la libertad».

El ejercicio de esa libertad es lo que permite a los más de 40 millones de hispanohablantes en Estados Unidos optar entre la comodidad fácil de las variedades dialectales regionales —como el 'espanglish' o 'tex-mex'— o la preocupación por mejorar su nivel de lengua.

Mientras muchos profesores contraponen la lengua culta a esas variantes dialectales, algunos hispanos se enorgullecen de ellas por considerarlas un marcador étnico o una bandera de resistencia ante el inglés como lengua dominante.

«Mi respuesta a esa alternativa es cultural», dijo Marcos Marín el jueves por la noche en una presentación en el Instituto Cervantes, la organización sin fines de lucro financiada por el gobierno español que promueve la lengua y cultura española e hispanoamericana en numerosos países.

«Bienvenidas las variedades de todo el mundo», agregó el académico, miembro correspondiente de las academias de la lengua de Estados Unidos y Argentina y autor de más de 25 libros que domina siete idiomas, entre ellos el árabe y el chino. «Pero el que quiera hacer contracultura, resistencia, siempre va a tener un pretexto».

«Para mí, la receta es cultura», insistió Marcos Marín, que fue presentado en el auditorio del Cervantes en el centro de Nueva York por el flamante director de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, Gerardo Piña Rosales.

«Yo le preguntaría a un alumno texano para qué quiere el español. ¿Para hablar con su abuelita?», ejemplificó en su animada presentación con diapositivas proyectadas en una amplia pantalla de cine. «Entonces el tex-mex le basta».

Pero «el español no es el tex-mex», agregó. «El tex-mex no le sirve para la comunicación en general. Me parece muy bien que todo el mundo hable lo que quiera. Pero no me parece que todo lo que se hable valga la pena».

Marcos Marín opinó que «no hay un espanglish» sino «un proceso de pidgnización», utilizando el término «pidgin» que usan los lingüistas para denotar una lengua franca creada sobre una base de origen inglés —muchas veces originada en puertos y otros lugares entre hablantes de diferente origen lingüístico. «Pidgin» a su vez parece provenir de la pronunciación china de «business», «negocio».

El profesor visitante deleitó al auditorio con ejemplos seleccionados como el texto más antiguo en español recogido en una región de Estados Unidos durante «la llegada de los cristianos a lo que hoy es Texas con Alvar Núñez Cabeza de Vaca» en 1528.

«Espero hacer algún día la historia del español en los Estados Unidos», confió, y reveló que ya está bien encaminado en ese propósito.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: