Noticias del español

| | | | | | |

| Agencia Efe

Publican una obra colectiva en memoria del filólogo Manuel Alvar

La Institución Fernando el Católico (IFC) ha publicado una obra colectiva en memoria del filólogo aragonés Manuel Alvar (1923-2001), con cerca de 120 textos sobre lingüística y literatura, a cargo de especialistas españoles y extranjeros.La obra In memoriam Manuel Alvar, publicada en los volúmenes LIX y LX del Archivo de Filología Aragonesa, rinde homenaje póstumo a uno de los maestros más reconocidos de la filología hispánica de la segunda mitad del siglo XX.

Los dos volúmenes, que han sido coordinados por los profesores José María Enguita Utrilla y Rosa María Castañer Martín, abarcan en sus 2.168 páginas cerca de 120 trabajos redactados por prestigiosos especialistas de numerosas instituciones académicas españolas y latinoamericanas, así como de universidades de Italia, Japón, Rumanía o Suiza.

Más allá de los contenidos habituales de la revista Archivo de Filología Aragonesa —lengua y literatura en Aragón—, las aportaciones de este número doble abarcan el conjunto de la filología hispánica, y se estructuran en estudios lingüísticos, dialectales, sociolingüísticos, y literarios, explica la Diputación Provincial de Zaragoza.

Con todo, la filología aragonesa —en la que tanto esfuerzo puso Manuel Alvar— está notoriamente representada mediante dieciséis aportaciones de contenido lingüístico, más otras cuatro referidas a cuestiones literarias.

Manuel Alvar, aragonés, desarrolló a lo largo de su vida una impresionante labor docente e investigadora, de la que son prueba los muchos discípulos suyos que hoy ejercen en numerosas universidades españolas e hispanoamericanas, además de los casi mil trabajos —libros y artículos publicados en revistas especializadas— que escribió sobre la lengua y la literatura hispánicas, entre los que destacan los que dedicó a la geografía lingüística, al español de América y a la filología aragonesa.

Esta entrega a la filología hispánica, explica la institución provincial, fue reconocida con numerosas distinciones en España y en el extranjero, como la Gran Cruz de la Orden de Alfonso el Sabio (1967) o el Premio Nacional de Literatura (1976).

Manuel Alvar fue director de la Real Academia Española (1989-1991), consejero de Estado (1990-1992) y doctor honoris causa de catorce universidades españolas, entre ellas la de Zaragoza, y también de diecisiete prestigiosas instituciones de Europa y América.

Asimismo, en Aragón —al que dedicó una parte importante de su quehacer científico, con casi cien títulos— fue reconocido con el Premio Aragón de las Letras (1988) y el Premio Santa Isabel de Portugal de la Diputación Provincial de Zaragoza (1989), entre otros galardones.

En 1990 recibió la Medalla de Oro del Ayuntamiento de Zaragoza, ciudad que le ha dedicado una calle y ha dado su nombre a una de sus bibliotecas.

En 1985, la Institución Fernando el Católico, con la que colaboró desde que era becario, en 1943, creó una cátedra con su nombre.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: