Noticias del español

| | | |

| El Comercio (Ecuador)

El habla ecuatoriana sigue en formación

Las expresiones populares que usan los ecuatorianos tienen su propio diccionario de casi 10.000 términos. Los ecuatorianismos se siguen sumando.

A los 96 años, el lingüista Carlos Joaquín Córdoba sigue encontrando nuevos ecuatorianismos que aumentar a su compilación. El acucioso maestro, quien hace poco todavía tenía el cargo de director de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, se sienta a ver las noticias y va anotando expresiones y palabras que no ha escuchado antes.

Algunos ejemplos

Ango. Duro, resistente, de consistencia cauchosa.

Baratieri. Barato, el valor de una cosa de pacotilla.

Cachullapi. Cierto baile popular muy animado y alegre.

Chuchaqui. Estado de depresión causado por el abuso de la bebida.

Danzante. Personaje del folclor regional, imprescindible en las fiestas religiosas de la Sierra ecuatoriana.

Estuata. Barbarismo por estatua.

Fritada. Fritura de carne de cerdo.

Guambra. Niño, adolescente, persona de poca edad.

Hora ecuatoriana. La que no se la respeta con puntualidad sino con retraso.

Ishpingo. Especie de canela de los bosques orientales.

Jabeque. Piso de soltero.

Llapingacho. Tortilla de papas hecha con queso.

Macateta. Cierto juego femenino.

Nanay. No rotundo.

Ñeque. Muy fuerte, robusto y vigoroso.

Pimpón. Tenis de mesa.

Zambo. Hijo de negro e india.

En el 2008, Córdoba publicó la segunda edición de El habla del Ecuador,

Diccionario de Ecuatorianismos en tres tomos. Hoy en día, el lingüista está trabajando en una actualización que dará a su tercera edición un cuarto tomo de palabras como ajá, chulla, filático y chévere.

Aunque estas palabras se usan y se entienden en todo el Ecuador, su reconocimiento oficial como parte de la identidad nacional ha sido hasta ahora limitado. Para Nidia Gómez, coordinadora de Patrimonio Inmaterial en el Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, los ecuatorianismos no son parte de la identidad nacional como tal, sino un componente de la oralidad.

Sin embargo, hay quienes ‘hablan ecuatoriano’ con el propósito de crear una identidad nacional. La locutora de la radio Hot 106, Nebraska Chiriboga, lidera una campaña de identidad desde enero del año pasado. «Nosotros te hablamos en ecuatoriano» anuncian propagandas de la campaña, que ha constituido un esfuerzo de todos los locutores por dejar los anglicismos a un lado y hablar como en casa.

«Aquí la identidad le da vergüenza a la gente, pero no se deberían tomar actitudes gringas», dice Chiriboga. Desde que empezó la campaña se han dado diversos tipos de reacciones. Por un lado, los radioescuchas han llamado a pedir temas ecuatorianos con más frecuencia, pero también se han dado comentarios como «turrísimo o qué cholo», cuenta la locutora.

Tres páginas enteras del primer tomo del diccionario de ecuatorianismos analizan el significado de la palabra cholo. El origen es incierto, pero en la mayoría de contextos este adjetivo califica a alguien inferior, particularmente un mestizo.

Así, muchos términos en el vocabulario del día a día son palabras racistas, clasistas y ofensivas para grupos marginados. Empero, mientras la cultura popular sigue creando y usando estas palabras, organizaciones patrimoniales como el INPC buscan incluir a estos grupos como un orgullo de la identidad nacional.

Actualmente Gómez y su equipo están apoyando a las lenguas indígenas del Ecuador para hacerlas patrimonio y así ayudar a preservarlas. Los ecuatorianismos, en cambio, no están dentro de sus propuestas futuras.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: