Noticias del español

| | | | | |

| Agencia EFE

Presentan la primera sintaxis histórica del castellano en México

Investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) presentaron la primera sintaxis histórica del castellano que reúne datos de diez siglos de la lengua española.

El libro Sintaxis histórica de la lengua española tardó cinco años en escribirse y es «único en el mundo», afirmó la doctora Concepción Company del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM. 

Company dijo a Efe que el volumen llena un vacío científico en la gramática y en la filología hispánica, y aseguró que se trata de «la primera sintaxis histórica» para la lengua española.

El texto, concebido en 8 volúmenes, está dirigido a estudiosos y alumnos de lingüística, profesores e investigadores.

«Tiene datos múltiples que pueden ser de interés para un público amplio pero culto que quiera acercarse a etapas pasadas de nuestra lengua», dijo la experta.

Company aseguró que existen varias causas por las que no se había realizado un trabajo como este en el pasado.

«Es un proyecto muy complejo porque involucra muchísimos cambios sintácticos que tienen que ver con fenómenos fonéticos, morfológicos, semánticos, pragmáticos y culturales, por lo que hacer una labor de este tipo requiere de especialistas de todas esas disciplinas con una visión similar», apuntó.

La primera parte, integrada por quince capítulos, fue realizada por un número idéntico de especialistas: nueve mexicanos, un francés, un holandés y tres españoles.

La doctora comentó que en los años setenta el filólogo español Rafael Opeza hizo el primer intento de realizar un trabajo parecido pero no lo terminó porque insistió en emprender la tarea solo.

Company anunció que habrá una tercera parte que podría publicarse en el 2008 y será «muy compleja porque integra muchos tipos de partículas y de categorías», además de una cuarta parte que verá la luz en el 2010, «con fenómenos sintácticos dependientes de estructuración de discurso».

Una de las reflexiones más destacadas que se desprenden del trabajo es que la lengua es una continuidad y es más lo que permanece igual que lo que cambia.

En este sentido, el libro «nos permite entender textos antiguos como el Cantar de Mio Cid», manifestó la experta.

Los cambios en el castellano son muy lentos y se dan en la forma de «pequeños reajustes, porque ningún hablante quiere cambiar nada», dijo.

Sin embargo los hablantes «nos ajustamos a las necesidades comunicativas de una situación social nueva o de un interlocutor nuevo y eso genera deslizamientos imperceptibles», abundó.

Otro de los descubrimientos de los investigadores fue que en el siglo XVI hubo «un momento muy importante de cambios porque se produjo una “generalización de la lengua, en parte por razones históricas externas», concluyó.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: