Noticias del español

| |

| Alexis Márquez Rodríguez
Últimas Noticias, Venezuela
Domingo, 24 de agosto del 2008

LA PALABRA: PEKÍN

La celebración en China de los Juegos Olímpicos ha despertado el interés por saber cómo se debe pronunciar y escribir en Castellano el nombre de la capital de aquel gigantesco país asiático. Tradicionalmente se ha dicho Pekín, y por lo menos hasta la gente de mi generación no se conoció otra manera. Pero en los últimos años ha aparecido otra forma: Beijing, y en estos días especialmente, por razones obvias, se ha planteado el dilema de su pronunciación: ¿Beijín, o Beiyín?.


La verdad es que no hay razón alguna que justifique el cambio de Pekín por ninguna otra forma, a menos que sea por Pequín, que es otra manera válida, aunque minoritaria, de escribir la palabra, sin que fonéticamente haya diferencia entre las dos formas.

La Real Academia, en su Ortografía de la lengua española, publicada en 1999 (Apéndice 2, p. 122), señala inequívocamente que el nombre de la capital de China es Pekín. Afirmación que más tarde ratifica y justifica razonadamente en el Diccionario panhispánico de dudas en los términos siguientes: «El nombre tradicional en español para designar la capital de China es Pekín (también, raro hoy, Pequín). El nombre Beijing es resultado de la transcripción de los caracteres chinos al alfabeto latino según el sistema 'pinyín', desarrollado en China a partir de 1958 con el fin de unificar los diversos sistemas de transcripción del chino aplicados por distintos países. Este sistema se puso en práctica oficialmente en 1979 y es hoy mayoritariamente utilizado en las agencias de prensa. No obstante se recomienda usar en nuestro idioma el nombre tradicional español, cuyo gentilicio es pekinés (o pequinés, si se utiliza la grafía minoritaria Pequín)».

Este criterio oficial de la Real Academia Española es compartido por los manuales de estilo de periódicos como El país, de Madrid, y por el Manual del español urgente de la Agencia de noticias EFE, de España.

También por el Diccionario de gentilicios y topónimos de Daniel Santano y León (Paraninfo S. A. Madrid; 1981).

No hay, pues, razón para la duda acerca de la validez del nombre Pekín para la capital china, y de la conveniencia de conservarlo. Y por lo mismo resulta superfluo y ocioso discutir sobre si se debe pronunciar Beijín o Beiyín.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: