Noticias del español

| | |

| Inés Izquierdo Miller
La Prensa (Nicaragua)
Lunes, 15 de marzo del 2010

EL QUEÍSMO Y OTROS MALES

El queísmo según el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) es el «empleo indebido de la conjunción que en lugar de la secuencia de que; por ejemplo: Me da la sensación que no han venido».


En la acera opuesta está el dequeísmo, que es lo contrario.

El uso del pronombre relativo que arrastra consigo varias dificultades, porque además de los problemas ya mencionados tenemos otro, cuando utilizamos muchos en un texto. No sólo se ve mal, es además un obstáculo para comprender bien, con claridad lo que se pretende comunicar.

Una recomendación válida para que superemos este error es «sustituirlo con cual, en oraciones explicativas, no así en las especificativas». Por ejemplo cuando decimos: «Los alumnos que llegaron hoy no participarán en la clase», es una oración especificativa, pero si usamos las comas así: «Los alumnos, que llegaron hoy, no participarán en la clase», es una oración explicativa y podemos entonces usar «los cuales llegaron hoy».

Es conveniente recordar que el relativo que es invariable. Se emplea igual para el masculino y el femenino, el singular o el plural y además debe ubicarse lo más cerca posible del sustantivo al que se refiere. Sin embargo cual si sufre el accidente de número, es decir, se puede pluralizar.

El determinante que se le antepone es el que indica si es masculino o femenino, como se demuestra en estos casos: «La señora de la cual te hablé» o «Los libros de los cuales se dicen maravillas». Pero también el relativo cual sustituye a que, cuando está muy alejado de su antecedente.

Por ejemplo: «Le pedí que trajera una serie de utensilios a la casa donde pasaríamos un mes, que nos serían de mucha utilidad». Aquí podemos sustituir el segundo que por los cuales.

Hay ocasiones que podemos sustituir el que, por un adjetivo, por ejemplo: «El joven que padece de asma está muy bien de salud». Aquí podemos decir: «El joven asmático…» y nos evitamos ese que. Es muy fácil, sólo debemos poner atención cuando escribimos.

La idea es que nuestras ideas se expresen de forma clara y sencilla, para que nuestro mensaje llegue de esa misma forma a los destinatarios. Hagamos el intento.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: