Noticias del español

| | |

| María Luisa García MorenoPeriódico Granma, Cuba,Del 13 al 30 de junio del 2012  

EL ESPAÑOL NUESTRO: OBLIGATORIO

En la lucha por frenar la innecesaria introducción de términos en inglés en este español nuestro, no puede haber tregua. He sabido que «en el mundo de la aviación» se está generalizando el uso del término mandatorio, derivado del inglés mandatory, «obligatorio», en sustitución de este último.

 

Entre los sinónimos de obligatorio se hallan: coactivo, comisorio, compulsivo, forzoso, indispensable, imperativo, imperioso, necesario, preceptivo, preciso, coercitivo, inexorable, inexcusable, inevitable, imprescindible, lo que evidencia que no es necesaria la introducción de la palabreja.

Me escribe un lector para criticar el siguiente texto publicado en este diario: «[…] para cuya disposición final prácticamente se adolece de espacio […]». ¿Qué puedo decir? Solo reiterar que adolecer no significa «carecer» —sentido con el que ha sido empleado en el texto—, sino «tener algún defecto», «caer enfermo» o «padecer algún mal». Etimológicamente, esta palabra procede de doler, y este del latín dõlêre.

Según el prestigioso Diccionario de uso del español, de María Moliner, son correctas las expresiones antes de nada y antes que nada, que significan «lo primero o más importante de todo». Piénselo bien: si algo va antes que nada, es lo primero. Otras expresiones comunes son: antes bien o antes al contrario, en las cuales equivale a «sino que» y cuanto antes, «lo más pronto posible».

El término once se emplea como sustantivo en referencia a los once jugadores que componen un equipo de futbol. Como ya escribí en otra ocasión, mediapunta debe escribirse en una sola palabra cuando designa a un jugador, mientras que si se refiere a la posición se escribe en dos palabras: media punta.

Están españolizados los términos córner, del inglés corner, «esquina», que como palabra llana terminada en consonante, se escribe con tilde; penalti, del inglés penalty, «máxima sanción que se aplica a ciertas faltas del juego» y golaveraje, que se ajusta a la regla de las terminadas en –aje y se escribe junto. Sus respectivos plurales son córneres, penaltis y golaverajes.

Les recuerdo que el prefijo ex- se escribe, como cualquier otro prefijo, junto a la palabra que le sigue —exnovio, exmarido, exministro, exjugador— con la excepción de los casos en que le sigue un nombre compuesto —ex capitán general, ex número uno, ex primer ministro, ex ama de casa— y con guion si le sigue una sigla (ex-URSS, aunque se prefiere anteponerle el adjetivo antigua).

Como se acercan las Olimpiadas, trataremos algunos términos que se emplean en el deporte y empezaremos, precisamente, por este. Olimpiada u olimpíada, del latín Olympĭas, -ădis, y este del griego, es «competición universal de diversos deportes que se celebra modernamente cada cuatro años en un lugar previamente determinado» y también «fiesta o juego que se celebraba cada cuatro años en la antigua ciudad de Olimpia» El DRAE recoge un hondureñismo, «exámenes de recuperación de una o varias asignaturas que ha suspendido un alumno en un curso».

Del tenis, llegan a nuestro español break, «rotura de servicio o de saque»; drive,  «golpe natural, golpe de derecho»; set, «manga»; smash: «mate»; spin, «efecto» y tie-break, «muerte súbita, juego decisivo, desempate», término que como se sabe, se emplea también en el voleibol.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: