Noticias del español

| | | |

|

Agencia Efe

Miércoles, 28 de septiembre del 2011

Cabanillas: Si los políticos ceden parte del control, ganarán credibilidad


El director de Imagen de Acciona, Pío Cabanillas, ha considerado que los políticos actuales deben «ceder» parte de su ámbito de control para recuperar la credibilidad que «han perdido», ya que, a su juicio, mantienen un lenguaje y una forma de actuar no acorde al momento.


Cabanillas, portavoz del Gobierno entre 2000 y 2002, ha sido uno de los ponentes de la mesa redonda sobre el «Lenguaje del poder» que se ha celebrado dentro del seminario internacional «El periodismo y el lenguaje políticamente correcto», que la Fundeu BBVA y la Fundación San Millán celebra en San Millán de la Cogolla (La Rioja, España).

Pío Cabanillas ha afirmado que la clase política atraviesa una crisis de «credibilidad, confianza y liderazgo» dentro de una sociedad cambiante por la globalización, la cultura digital y un cambio generacional, que hace que «el poder haya visto minado sus bases de control».

Ha censurado el que «el lenguaje del poder se mantiene con términos tecnócratas, más propios del despotismo, que de la democracia» y ha dicho que «cada vez es menos atractivo para la gente», porque mientras la sociedad debe adaptarse a continuos cambios «el poder no cambia».

En cualquier caso a la clase política «no le quedará más remedio que adaptarse a esta situación», porque «cada vez tiene más difícil definir su terrenos de juego y anticiparse a los acontecimientos», ha apostillado Cabanillas.

«El ciudadano es un ser complejo al que hay que conocer, respetar, estimular su confianza», ha afirmado el exportavoz del Gobierno, quien opina que los políticos deben dirigirse a las personas «sin intermediarios, con su propio léxico y en el formato que ellos usan».

Por eso, en su opinión, los políticos solo recuperarán la confianza de los ciudadanos «si son capaces de ceder parte del control». «Eso hará posible una mejora del ámbito público y que se enriquezca la democracia», ha confiado.

En la misma mesa redonda ha intervenido el consejero delegado de la agencia de comunicación Bassat Ogilvy, Borja Puig de la Bellacasa quien, en declaraciones a Efe, ha cuestionado si se debe «mantener el concepto de un lenguaje políticamente correcto» o «si ese concepto se ha devaluado».

Ha explicado que este concepto nació hace medio siglo «para aminorar el daño a grupos étnicos o minoritarios», con palabras como afroamericanos para designar a personas de raza negra.

Es decir, ha detallado, «para evitar un daño se distorsiona la realidad» algo que «se hace con objetivos de todo tipo, unos legítimos y otros no» y por eso, en su opinión, el lenguaje políticamente correcto «quizás debería llamarse políticamente incorrecto».

Ha relacionado esa idea con la crisis económica y ha asegurado que existe «un intento de no alarmar a la sociedad» y, para ello, se ha creado «un lenguaje edulcorado» que lleva a los ciudadanos a «desactivar las defensas».

Otro de los ponentes, el consultor en comunicación corporativa José Antonio Llorente ha destacado que «el futuro de la comunicación del poder está en la transparencia y en los hechos» y ha abogado por «pasar del lenguaje políticamente correcto al lenguaje correcto».

Ha recalcado que «a sociedad está cada vez mejor informada» y ante eso «el reto actual para empresarios y políticos pasa por la transparencia, veracidad y hechos, más que el lenguaje», ha dicho, según informa la consultora en nota de prensa.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: