Noticias del español

| Agencia EFE

El Diccionario de la RAE matiza desde hoy que «sexo débil» es despectivo

El Diccionario de la Lengua Española (DLE) matiza desde hoy en su versión digital que la definición de sexo débil como ‘conjunto de las mujeres’, así como la de sexo fuerte como ‘conjunto de los varones’ tiene una intención despectiva o discriminatoria en el primer caso e irónica, en el segundo.

Esta es una de las más de tres mil modificaciones introducidas por la Real Academia Española (RAE) en la versión en línea de la 23 edición del diccionario de la lengua española que ha sido presentada hoy por su director, Darío Villanueva, que ha explicado que se trata de una marca en la entrada del término sexo.

Sexo débil es una expresión que existe en inglés, en francés y en italiano, ha recordado Villanueva, que ha explicado que el diccionario «no crea o inventa palabras ni obliga a su uso».

Se trata de un término que «se utilizó positivamente» en épocas anteriores y la RAE no es una «fotografía del vocabulario de hoy, sino también del que hemos heredado», ha recordado su director.

Respecto a la inclusión del término heteropatriarcado el director de la Real Academia ha indicado que están en ello y que esperarán a la consolidación de su uso, ya que uno de los criterios para introducir neologismos es la frecuencia en su utilización.

«Jamás tendremos un diccionario políticamente correcto» ya que sería «destruirlo», ha recalcado el director de la RAE, que ha explicado que están trabajando en que sea el «más igualitario» hasta la fecha.

La académica y directora del DLE, Paz Battaner, ha explicado también que a la hora de denominar oficios, anteriormente sólo había nombres masculinos, de tal forma que se recogía jueza como ‘mujer de juez’ o embajadora como ‘esposa de embajador’.

Respecto al extendido uso de distinción de géneros en los discursos públicos, Battaner ha indicado que la dualidad se ha usado siempre y que lo que no debe hacerse es «repetirlo siempre»: «hay que hacerlo cuando pueda haber ambigüedad pero no en todas las ocasiones porque la lengua se haría lenta».

La RAE ya anunció el pasado mes de marzo que tenía previsto incluir esta definición de sexo débil en la actualización del diccionario, en el que seguirá presente «dado que su uso está documentado».

Según la RAE, esta decisión se adoptó en 2016 y fue anterior y ajena a la campaña que promovió en Change.org una joven que reunió más de setenta mil firmas.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario:

Los campos con * son obligatorios