Recordamos que la inclusión de estas voces en nuestro oteador no implica una censura o una aceptación, sino solo un registro de cómo hacen evolucionar el léxico los hablantes.

⇒ Estos días se ha estado hablando de que las ayudas de la Unión Europea por la covid-19 no deben implicar la vuelta a España de los hombres de negro. Así se llama popularmente a los inspectores que evalúan la aplicación de los planes de rescate del Mecanismo Europeo de Estabilidad.

⇒ Igual que gym no es más que gimnasio, gymwear no es más que ropa o prendas de gimnasio.

⇒ El cómico Miguel Maldonado ha acuñado el término pijamisa para la combinación de pijama y camisa, que nos permite estar cómodos en casa (como pijama) y al tiempo estar arreglados cuando nos conectamos con alguien por videollamada (como camisa), algo particularmente importante en el teletrabajo

⇒ Una buena muestra de cómo formar palabras con los recursos propios del español es jugabilidad. Al verbo jugar se le añade el sufijo -ble para formar jugable, que significa ‘que puede ser jugado’. A este último se le añade -dad (que con -ble adopta la forma -bilidad) para la ‘cualidad o grado de jugable’. 

⇒ La expresión puerta giratoria es un calco del inglés revolving door que, en origen, alude al movimiento de personal entre órganos legislativos y reguladores, por un lado, y grandes empresas e industrias, por otro. En español se ha especializado para quienes, tras ocupar un puesto público, pasan como directivos al sector privado.

⇒ Se está hablando de venezuelización para caracterizar una política o situación de un país que se parece cada vez más a la de Venezuela. Lo que eso implica exactamente depende de la ideología.

⇒  Solapar es ‘ocultar maliciosa y cautelosamente la verdad o la intención’. Con este verbo y el sufijo -dor se ha formado solapador.