Noticias del español

| | | |

| El Hadji Amadou Ndoye
diariodeavisos.com, España
Lunes, 24 de septiembre del 2007

SENEGAL TAMBIÉN HABLA ESPAÑOL

Los estudiantes africanos muestran gran interés por aprender castellano pese a la carencia de medios y oportunidades


Puede parecer curioso que en Senegal, antigua colonia francesa, se enseñe el idioma de Cervantes. Funcionarios de paso por Dakar y turistas españoles se extrañan cuando un senegalés les habla en su idioma. Y no creen a nuestros paisanos cuando dicen que aprendieron español en Senegal y no en España. Pero desde hace muchos años el español se enseña como segundo idioma en institutos de Senegal. Quizás el primer contacto fuera por la música. La rumba de grupos como el Sexteto Habanero trajo melodías y letras, y los senegaleses oyeron español por vez primera al oír música y no al oír a oriundos de España o de América Latina. Cuba y sus músicos jugaron un papel importante en la difusión del español en África, no sólo en Senegal.

Senegal, el país más occidental de África, tiene diez millones de habitantes de distintas etnias. Su idioma oficial es el francés, pero alfabetiza a su población en doce idiomas nativos, cada uno con su alfabeto. Wolof, soninké… Francia desarrolló enseñanza primaria en sus colonias africanas entre 1900 y la II Guerra Mundial. La enseñanza secundaria tomó auge desde 1945 y con la apertura de institutos se introdujo enseñanza de segundos idiomas como el español.

En Senegal, el español no se enseña en la escuela primaria, que consta de seis años. El alumno que llega al instituto, más o menos con doce, estudia además del francés el inglés como asignatura obligatoria. Cuando llega el tercer año de instituto debe escoger segundo idioma. Y puede elegir entre árabe, alemán, italiano, ruso, portugués y español. Hasta ahora, la mayoría escogió y sigue escogiendo el español. ¿Por qué el español se parece al francés? ¿Por qué los senegaleses escuchan salsa y quieren entender las letras de las canciones? ¿Quién sabe?

Lenguas latinas.

El sistema escolar oficial senegalés (hay otro, más tradicional) es, en gran parte, hijo del francés. La Universidad de Dakar se inauguró en 1957 como la decimoséptima universidad francesa. Cuando empezaron las clases, la Facultad de Letras y Ciencias Humanas tuvo un departamento de español, dirigido por el francés Rene Durand. Desde 1971, la universidad es senegalesa y el departamento de Lenguas y Civilizaciones Románicas enseña portugués, italiano y español.

El Gobierno senegalés abrió una segunda universidad en el norte, en San Luis, en 1990. Es la Universidad Gasto Berger, y posee sección de lenguas extranjeras aplicadas dentro de una unidad de capacitación e investigación. Los estudiantes que llegan a la universidad han aprendido español en los institutos y colegios, durante cinco años si empezaron a estudiar en el tercer año o durante tres años si comenzaron en quinto curso.

Senegal tiene once regiones y en todas, urbanas y rurales, se enseña español. Existe un ciclo corto que se imparte en colegios de enseñanza media, que dura cuatro años; y otro, largo, que se imparte en liceos. A veces, los alumnos de enseñanza media estudian una asignatura distinta al español (ciencias físicas, por ejemplo). Así que empiezan a estudiar español en quinto curso, con dos años de retraso respecto a los que comenzaron en tercer curso. Esta situación plantea problemas al profesor. ¿Cómo enseñar español a un alumno que posee idioma nativo (soninké, serere…), habla el idioma mayoritario (wolof) si no pertenece a esta etnia, árabe a veces si es musulmán, ha aprendido el idioma en la escuela coránica y sabe ya francés?

Existen programas oficiales para que los profesores hablen de los métodos. Durante los dos primeros años de enseñanza de español se aprenden bases léxicas y gramaticales. También se incluyen nociones históricas, culturales y geográficas. Cada lección debe abarcar nociones léxicas, gramaticales y culturales. El método escogido, tras discusiones y seminarios entre profesores, es el comunicativo. Se introducen oralmente varias nociones y se solicita la participación del alumnado, con el profesor actuando como «animador».

¿Qué libro de texto se usa? El profesor tiene la libertad de escoger libros y textos si sigue los objetivos fijados por el programa. Muy pocos alumnos poseen libros. En segundo ciclo, además de léxico y gramática, que se sigue revisando y reforzando, se insiste en temas geográficas, históricos, y culturales. En Senegal hay institutos públicos y privados. Entre los privados, unos son confesionales y otros laicos. Senegal es un país laico, pero tanto en institutos privados como públicos se estudia el español. En los institutos dedicados al comercio o la industria también se estudia un español específico.

Los objetivos pasan por que los alumnos puedan leer correctamente español, sean capaces de comprender español y expresarse, dominar gramática, tener nociones de cultura y civilización hispanas, puedan discutir y emitir un juicio, comunicar con los españoles. Todos los objetivos se abordan con un método comunicativo que pone énfasis en dos aptitudes: entender y comunicar. ¿Qué pasa en segundo ciclo? Los objetivos son idénticos, pero además se estudian literatura y civilización hispanas. Porque, tras el bachillerato, el alumno debe tener capacidad de estudiar en otros sitios y ser capaz de comunicar en español. Para ello debe ser dueño de cierto léxico y poder manejar la gramática. ¿Qué temas se estudian en quinto año? Cataluña, Andalucía, País Vasco y Castilla; América Latina: La tierra y los hombres; México y Perú, la ideología del mestizaje; Sociedad española contemporánea: la evolución rápida de España; Cambios políticos y económicos en España; y Problemas de América Latina.

Falta material.

¿Qué libros se utilizan? Entre otros, Pueblo, Caminos del idioma, ¿Qué tal, Carmen?, Español 2000, Lenguas y Vida… El profesor puede también acudir a periódicos. Muy pocos alumnos poseen libro propio y el profesor suele usar textos mecanografiados o fotocopiados. Las clases suelen estar atestadas, de 50 a 80 alumnos. En muy pocos sitios se encuentran salas especializadas. Falta material didáctico y los profesores tienen que resolver muchos problemas. Se unen en un mismo establecimiento para ver problemas comunes (elección de textos de control, exámenes).

A los profesores se les aconseja que formen una célula pedagógica para hablar entre colegas de una misma zona geográfica (establecimiento, nivel local, nivel regional). Algunas células pedagógicas son muy activas, otras no. Plantean y discuten problemas pedagógicos, hacen animación pedagógica y cultural. Acogen a colegas nuevos, hablan de aproximaciones, métodos… Las células pedagógicas son el lugar donde viven la enseñanza y la difusión del español cuando funcionan correctamente. Es donde el alumno aprende a amar la lengua española.

Para que los profesores se sigan autocapacitando, el Ministerio de Educación Nacional creó una estructura de capacitación continua para todas las asignaturas impartidas en secundaria. El español integra esa estructura desde 2004. Se nombró un consejero pedagógico nacional y consejeros pedagógicos itinerantes regionales y, para Dakar, dos consejeros pedagógicos itinerantes. La consejera Aida Ba Mbale ejerce en Dakar: «En el curso 2004-2005, la prioridad fue mejorar la calidad de la enseñanza con una dinamización nueva de las células pedagógicas, con un seguimiento de las adquisiciones de 2004, con visitas de aulas y la realización de una biblioteca equipada con útiles pedagógicos accesibles a todos los colegios de paso». En institutos y colegios, los profesores forman círculos hispanos. Alumnos preparan recitales y teatro en los que contestan preguntas de perfil cultural, político o geográfico vinculadas a España.

El Círculo del Instituto Lamine Gueye de Dakar y el Liceo Malick Sall de Louga son dinámicos. Hacen hermanamientos entre sí y con el círculo hispano de la universidad. Difunden el español. A veces, reciben visitas de alumnos de Francia. Este año acudieron estudiantes desde Tenerife, Dakar y Louga. Los institutos tienen periódicos como La Voz de Mermoz, del Instituto Jean Mermoz (Dakar) y La Luz, del Instituto Malick Sall (Louga). Al finalizar el curso, el español figura entre las asignaturas obligatorias de examen.

El Ministerio de Educación organiza cada año un concurso general en el que son galardonados los alumnos que destacan por su dominio de una asignatura. Entre las asignaturas premiadas está el español para alumnos de sexto año. Entre los alumnos que actuaron en los círculos hispanos los hay que eligen la sección de español del departamento de Lenguas y Civilizaciones Románicas de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Cheikh Anta Diop de Dakar, pero los hay que van a la Universidad Gaston Berger.

Entre el 2000 y el 2004 se crearon en Senegal como mínimo 230 colegios de enseñanza media. En el curso 2003-2004, la enseñanza pública senegalesa contaba con 78.622 alumnos (30.372 alumnas). El reparto es desigual en el territorio al existir disparidades dentro de una misma región, de una región a otra y entre zonas urbanas y rurales. Dakar y Thies tienen la red más densa y equilibrada de establecimientos. Muchos alumnos estudian el idioma español en todas las zonas del territorio nacional.

Profesores.

Boubacar Ndiaye, consejero pedagógico, informa del número de 437 profesores, repartidos entre Dakar (150), Ziguinchor (45), San Luis (35), Matam (8), Diourbel (17), Fatick (33), Kaolack (30) y Thies (58). El consejero pedagógico itinerante de San Luis mandó cifras detalladas sobre el número de alumnos que estudian español en esa región, 6.694 personas. Preguntamos a una colega senegalesa jubilada y que se matriculó en la Universidad de Dakar en español en 1960 cuántos eran. El total de estudiantes no iba más allá de veinte.

Cuando el que esto escribe empezó a dar clases en español en 1975 tenía en primer curso a cincuenta especialistas. Cuando estudió el primer año, en 1966, eran quince estudiantes. Hoy, la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de la Universidad Cheikh Anta Diop de Dakar tiene 17.800 estudiantes. La sección de español del Departamento de Lenguas y Civilizaciones Románicas tiene 1.054 especialistas .Otros alumnos de francés, historia o filosofía buscan el español por segundo idioma.

La Facultad de Letras y Ciencias Humanas abarca doce departamentos. El español ocupa el cuarto puesto por número de alumnos tras inglés, francés, historia y geografía. La Universidad Gaston Berger también acoge a alumnos de español. Está situada en el norte de Senegal. Se creó en 1990. En la unidad de capacitación e investigación de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas existe una sección de lenguas extranjeras en la que se estudia español. Ofrece preparación multidisciplinaria integrada por créditos de lenguas extranjeras y créditos pedidos prestados a otras secciones y unidades de enseñanza e investigación. Se enseñan cuatro idiomas extranjeros: inglés, alemán, español y árabe, entre los que el alumno debe escoger dos. La sección ofrece salida de vocación profesional. Los tres sectores de actividades escogidas en el sector son: turismo, negocios y comercio y agronomía. La capacitación recibida debe permitir al estudiante realizar eficazmente su papel como agente de desarrollo. ¿Qué pasó con los alumnos que salieron con título? El profesor Ndioro Sow explica que unos dan clases en enseñanza secundaria, otros lograron empleos tan diversos como ejecutivo comercial, trabajo en hotel, seguros… y otros se matricularon en escuelas de traducción en España o Francia.

La docencia de lenguas extranjeras existe también en la Universidad Cheikh Anta Diop de Dakar (UCAD). La integran los que han cursado con éxito dos años de inglés y español, pero no siempre consiguen fácilmente un trabajo. Unos trabajan como guías turísticos, otros en varios sectores. Esta sección de español data de 1957, cuando era dirigida hasta 1983 por el profesor Durand, fundador del Centro de Altos Estudios Afroiberoamericanos y creador del hispanismo senegalés. Hasta hace poco, el departamento de Lenguas y Civilizaciones Románicas se llamaba departamento de español. La sección de portugués se creó en 1972. La sección de español tiene un ciclo que prepara al diploma universitario de estudios literarios, donde se fortalecen bases léxicas, gramaticales y culturales del candidato hispanista que cursa varias asignaturas (traducción del francés al español y viceversa, explicación de textos literarios españoles y latinoamericanos, de poesía y prosa, estudio de la historia, de la evolución de ideas en España y América Latina, de civilización,del idioma en laboratorio, del francés y de un idioma segundo que no sea español y que puede ser nacional (diola, serere…) o extranjero.

Futuro escolar.

El estudiante se especializa y prepara dos certificados: el de literatura, que versa sobre literatura española; y el de especialización, que da oportunidad de conocer literatura latinoamericana. Entre los obras de este año académico están Versos sencillos, de José Martí; y El beso de la mujer araña, de Manuel Puig. Pero, ¿hay salida profesional para titulados en español? La mayoría se hace docente en escuelas privadas o públicas. Por la relativa modestia salarial, muchos enseñan en varios sitios. Los hay que se hacen traductores o trabajan para empresas españolas, si tienen suerte. Otros desean enseñar y van a la Escuela Normal Superior, que ya se ha transformado en facultad.

A partir del curso 2004-2005, el estatuto de los que ingresan en la escuela normal no es muy alentador. Ya no van a ser funcionarios, sino interinos, y no tienen sueldo sino una especie de beca mensual inferior a los salarios que se daban antes a los que salían. En el futuro se plantearán problemas porque enseñar es un oficio exigente y el que lo hace sin condición rendirá poco y hasta puede cometer estragos pedagógicos. ¿Cuál sera el nivel de los futuros alumnos preparados en esas condiciones?

La UCAD es un centro de enseñanza e investigación. En materia de investigación, el Centro de Altos Estudios Afro-iberoamericanos ha hecho mucho. Ha publicado textos de autores de distintas nacionalidades y también traducciones de Leopold Sédar Senghor, Julián Garavito, Jeannette Kattar, Pierre Verger, René Durand y Pedro Lezcano. Pero hoy el centro está de capa caída por la falta de iniciativas. Dinamizado podría ser un buen lugar de encuentros, coloquios y publicaciones entre África, Europa y América Latina.

Posee siete profesores titulares, ayudados por colegas de institutos contratados y pagados como internos, que se encargan de 1.054 estudiantes. Son Ana Gaye, Jean Moustapha Bangoura, Tapsir Bâ, Nzachée Noumbissi, Bouna Mohamed Seck, Serigne Mahanta Kébé y El Hadji Amadou Ndoye. Pero estos profesores afrontan el futuro con angustia: ¿Quién los sustituirá cuando se jubilen? Porque varios estudiantes, unos treinta, enviados con becas a España, no regresaron. ¿Quién enseñará mañana el español en Senegal?

El Hadji Amadou Ndoye es profesor e investigador de la Universidad Cheikh Anta Diop de Dakar.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: