Noticias del español

| |

| Agencia Efe

«No es una larga y penosa enfermedad, es cáncer»


«Llamemos a las cosas por su nombre. No es una larga y penosa enfermedad, es cáncer», es el lema con el que oncólogos, pacientes y periodistas pretenden luchar contra la «estigmatización» de esta enfermedad.


La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), la Asociación Nacional de Informadores de Salud (ANIS) y las organizaciones de pacientes oncológicos han hecho hoy un llamamiento, en una rueda de prensa, para que la palabra cáncer no sea utilizada como sinónimo de «negatividad» y «destrucción».
Con motivo del Día Mundial del Cáncer, el 4 de febrero, estos colectivos han propuesto la eliminación de la cuarta acepción de la palabra cáncer en el diccionario de la Real Academia Española, como la proliferación en el seno de un grupo social de situaciones o hechos destructivos.


Esto evitaría el recurso a frases, que inundan los periódicos, las revistas y las tertulias de muchas radios y televisiones, como «la droga es el cáncer de nuestra sociedad», que, según el presidente de la SEOM, Emilio Alba, hacen "mucho daño" a los pacientes oncológicos y a sus familiares.


«Sin embargo, cuando los medios de comunicación hablan de la muerte de una persona relevante que previamente ha manifestado públicamente, sin ningún pudor, que padecía cáncer, se dice ‘ha muerto de una larga y penosa enfermedad», ha comentado Alba.


En esta línea, la vicepresidenta de ANIS, Ainhoa Iriberri, ha anunciado que esta organización está trabajando con la SEOM para que los libros de estilo de los medios de comunicación recomienden sólo utilizar la palabra cáncer para referirse a la patología y no a otros problemas sociales.


La presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), Begoña Barragán, ha aseverado que si uno de cada tres hombres y una de cada cuatro mujeres desarrollará un tumor en su vida, y más de un millón y medio de personas viven con ello en España «está más que justificado que empecemos a llamar a esta enfermedad por su nombre: es cáncer».


Barragán ha denunciado la «desigualdad y discriminación» que genera el uso peyorativo de este término, con problemas laborales, dificultades para contratar seguros o incluso para obtener el carné de conducir.


Alba ha remarcado que con las nuevas opciones de tratamiento se puede conseguir que el paciente conviva con la enfermedad metastásica, manteniendo una buena calidad de vida. «Podemos llegar a convertir el cáncer en una enfermedad crónica», ha subrayado.


El presidente de SEOM ha argüido que «hay buenas noticias» en cuanto a la evolución de esta patología, porque se puede hablar de un descenso de mortalidad masculina del 1,3  % anual y femenina del 1 %, lo que significa que un 45 % y un 55 % de los diagnosticados, respectivamente, se curan.


Rosario Beobide, secretaria de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), ha esgrimido que «todos debemos acostumbrarnos a hablar del cáncer como una enfermedad casi normal que va a suceder a lo largo de la vida de la mayoría de las familias».


Beobide ha abundado en que «cada vez vivimos más y tenemos más posibilidades de pasar por un cáncer», por lo que, si se normaliza este término, «cuando nos toca transitar en ese camino de la enfermedad todos los viviremos de forma menos angustiada que en la actualidad».


En la rueda de prensa, los presentes han recordado a la periodista Susana Olmo, quien falleció ayer a causa del cáncer, y que siempre defendió, con valentía, que se llamase a la enfermedad por su nombre.


La presidenta de la FAPE, Elsa González, ha recordado que los periodistas tienen una responsabilidad ética en el tratamiento de las informaciones de salud equiparable al trabajo de los profesionales de la sanidad.


«Nuestra valoración de las informaciones científicas, la forma en que las presentamos a la ciudadanía, nuestra capacidad para traducir los avances científicos y la elección de un lenguaje preciso para transmitirlos tienen una influencia capital en la forma en que la sociedad entiende y valora esta enfermedad y a sus enfermos», ha concluido.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: