Noticias del español

| María Luisa García Moreno (Granma, Cuba, 14 al 24 de octubre del 2013)

El español nuestro: abajofirmante

Se consideran neologismos —palabras nuevas— abajofirmante, 'persona que firma un escrito o documento', sinónimo de firmante; abc, 'nociones básicas de una disciplina o actividad'; abrir el fuego, 'iniciar una conversación o debate'; ambientalista, 'que es favorable a la defensa del medio ambiente'; animatrónico, 'robot creado generalmente en el mundo del cine para sustituir a personas o animales reales'; antiecológico, -a, 'que no respeta el medio ambiente o lo perjudica' y antiecologista 'que está en contra del ecologismo'.

Emplear marquetería, del francés marqueterie, como sinónimo de carpintería constituye un error. Marquetería es ‘trabajo de ebanistería’ y ‘embutido en las tablas con pequeñas chapas de madera de varios colores’; ebanistería es el arte del ebanista —’persona que tiene por oficio trabajar en ébano y otras maderas finas’—; mientras que carpintería es ‘oficio de carpintero’ y ‘obra o labor del carpintero’. Se llama carpintería metálica a ‘la que en vez de madera emplea metales para la construcción de muebles, armaduras de puertas y ventanas, etc.’.

El sustantivo estabilidad, del latín stabilĭtas, -ātis, quiere decir ‘cualidad de estable’; mientras que estabilización es ‘acción y efecto de estabilizar’. En cuanto a los adjetivos de esta familia, estabilizador, -a, y estabilizante comparten como significado ‘que estabiliza’. Además, estabilizador es un ‘mecanismo que se añade a un aeroplano, nave, etc., para aumentar su estabilidad’ y estabilizante una ‘sustancia que añadida a ciertos preparados sirve para evitar su degradación’.

Toilette, voz francesa, significa ‘tocador, mueble para arreglarse’, ‘peinado o aseo personal’ y ‘lavabos, servicios, cuarto de aseo’. Según Etimologías de Chile, se deriva del francés toile, ‘tela’ + el sufijo diminutivo ette y se aceptan las siguientes acepciones: ‘atavío personal (hacerse la toilette)’, ‘aseo personal’, ‘tocador’ y ‘servicios públicos, por influencia del anglicismo toilet, que ha derivado en el americanismo toilet, ‘aseo o servicios públicos’. La palabra no tiene ninguna acepción médica.

La palabra albergue está tan vinculada a nuestras realidades que quizás usted piense que es muy nuestra; pero no es así: Procede de la voz germana haribaírgo, ‘campamento de tropas, lugar donde se alberga el ejército’, formada por harjis ‘ejército’ y baírgan ‘conservar, guardar’. Del germano pasó al alemán antiguo heriberga, que evolucionó hacia el actual herberge. En las lenguas europeas, derivó hacia el italiano albergo, el francés auberge y el español albergue.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: