Esta recopilación de palabras y expresiones recientes, curiosas, recuperadas, dudosas… que hemos encontrado en los medios de comunicación no tiene más propósito que el de ir registrándolas, sin que ello implique de por sí una aceptación o una censura.

⇒ Se ha hablado mucho estos últimos días en España de la posibilidad de un tamayazo (voz que, por cierto, se escribe con minúscula inicial). Alude a un político que decide no apoyar, por las razones que sean, al candidato que su partido presenta para un cargo, y toma su nombre de Eduardo Tamayo, que se ausentó en una votación para nombrar presidente de la Comunidad de Madrid en el 2003, lo que permitió la elección de otro candidato.

⇒ A raíz del suicidio de una estudiante del Instituto Tecnológico Autónomo de México, se ha empleado mucho la expresión generación de cristal, que no es nueva aunque sí bastante reciente (unos pocos años). Se aplica, en gran medida como crítica, a la generación de jóvenes que, según quienes usan esta expresión, son demasiado frágiles ante el dolor, el sufrimiento o la frustración. A veces, con un sentido más claramente peyorativo, se ha empleado generación F, de flojos.

⇒ En el mundo del fútbol se habla de los romperredes, con una metáfora que debería resultar clara no solo para los aficionados al deporte, sino para muchos que no lo son. Es una palabra más del procedimiento, muy habitual en español, para crearlas con un verbo y un nombre, del tipo cortaúñas o abrelatas, aunque en este caso hay que tener en cuenta que la erre intermedia es doble (no es romperedes, como se ve cierta frecuencia).

⇒ El dark mode de los dispositivos móviles no es más que el modo oscuro, aunque también se emplean tema oscuro y tema nocturno. Esta función no va a ser ni mejor ni peor si se la llama por su nombre español.

⇒ El faroling es una forma de gamberrismo que se está poniendo de moda entre algunos turistas, sobre todo en Canarias, y que ya tiene un antecedente en el balconing. Es un híbrido del español farola y el inglés –ing, y consiste en subirse a una farola y colgarse de ella intentando hacer piruetas. Una formación similar, aunque en un ámbito completamente distinto, la encontramos en la actividad deportiva del puenting, que en español puede ser puentismo.

⇒ Se está extendiendo el giro en esteroides, que se está aplicando a objetos y aparatos con características o prestaciones que se consideran muy superiores a las habituales. Es un calco de inglés on steroids (cuya traducción sería, más propiamente, con esteroides) y originalmente se refería a quienes ganan musculación con la ayuda de estas sustancias. En español sería algo como a lo bestia, por las nubes, superpotente o similar, según el caso.

Ver también

Anterior: velatón, malrollero…