Noticias del español

| | | |

| María Ángeles Sastre
Norte de castilla, Valladilid (España)
Sábado, 9 de agosto del 2008

USO Y NORMA DEL CASTELLANO: LATINISMOS QUE TERMINAN EN -M

La semana pasada revisamos algunos ejemplos de latinismos mal pronunciados. Esta semana nos ocuparemos de los que terminan en -m, concretamente de las adaptaciones al español propuestas por la RAE y de la formación del plural.


La forma propuesta por la RAE para el conjunto de hojas encuadernadas en las que se colecciona algo y para el estuche que contiene un disco sonoro o musical es álbum (y no álbun). Procede del latín album 'lo blanco', que designaba el encerado blanco en el que los funcionarios romanos daban a conocer sus edictos al pueblo. Su plural es álbumes y se consideran incorrectas la forma álbunes y albums.

El currículum (o currículum vítae) es la relación de datos personales e historia profesional que presenta el aspirante a un cargo o puesto de trabajo. Del segundo elemento son válidas las pronunciaciones [bíte] y [bítae], pero es incorrecta la pronunciación [bitáe]. Cuando se emplea solamente el primer elemento, la RAE prefiere la voz adaptada currículo. Muchos hablantes prefieren seguir utilizando currículum y reservar currículo (plural currículos) como sinónimo de 'plan de estudios'.

Como locución, currículum vítae es invariable en plural. Si se emplea la forma abreviada currículum, son inaceptables tanto la forma del plural latino (currícula) como la forma currículums para designar el plural.

Así, diremos que solamente se ha recibido un currículum vítae, un currículum o un currículo. En el caso de que se hayan recibido dos o más, diremos dos currículum vítae o dos currículos, pero nunca dos currícula, ni dos currículums, ni dos currículums vítae.

El deseo más o menos intenso que alguien tiene y que todavía no se ha cumplido (por ejemplo, la paz en algunos países) es un desiderátum. Su plural, el conjunto o lista de cosas que se desea adquirir u obtener es una desiderata (hasta 2003, fecha de la publicación de la versión electrónica del Diccionario académico).

Observen el género del plural, femenino a pesar de proceder de un plural neutro latino. Desde la publicación del Diccionario panhispánico de dudas (2005), la RAE no se inclina por esta forma y recomienda desiderátums: «Aunque no es infrecuente el uso del plural latino 'desiderata', hoy se recomienda aplicar a este latinismo las reglas de formación del plural que rigen para el resto de las palabras: 'los desiderátums'».

Si aplicamos este razonamiento, que es muy respetable, a currículum, ¿cómo es que no acepta la forma currículums para el plural? Aparentemente las soluciones son contradictorias, pero la explicación puede estar —de hecho está— en que para el caso de currículum prefiere la forma hispanizada currículo, algo que no ocurre con desiderátum. Es el mismo caso de factótum ('la persona que goza de la plena confianza de otra y que está autorizada para tomar cualquier decisión en su nombre'), cuyo plural es factótums.

Maremágnum es abundancia de algo y, en sentido figurado, concentración desordenada de personas o cosas acompañada generalmente de ruido. La RAE, en el Diccionario panhispánico de dudas, prefiere la forma hispanizada maremagno (plural maremagnos) y desaconseja el uso de la grafía en dos palabras: mare mágnum.

Sin embargo, en el Diccionario académico, maremagno lleva colgada la etiqueta [col.] 'coloquial' y remite a maremágnun. También se admite en el mismo diccionario la forma mare mágnum.

Casos similares son auditórium, fórum, podio, solárium, memorándum y referéndum, para los que la RAE prefiere las formas hispanizadas auditorio, foro, podio, solario, memorando y referendo a las variantes etimológicas latinas. Sus plurales serán, por tanto, auditorios, foros, podios, solarios, memorandos y referendos.

Una persona a la que se considera dotada de facultades mentales paranormales que le permiten comunicarse con los espíritus del más allá es un médium si es varón y una médium si es mujer. El plural es médiums y no es aceptable la forma médium (los médium / las médium).

Quórum es el número mínimo de miembros presentes en una asamblea necesario para constituirse o para dar validez a los acuerdos que se toman en ella (Se tuvo que clausurar la sesión ante la falta de quórum para votar la ley). Aunque es muy frecuente el uso del plural invariable (los quórum), por influjo de recomendaciones anteriores, la RAE aconseja que se acomode esta palabra a la regla general y propone quórums para el plural.

En el caso de vademécum ('libro o manual de poco volumen y fácil de consultar que contiene las nociones elementales de una ciencia o técnica'), el plural es vademécums, del mismo modo que ultimátums es el plural de ultimátum.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: