Noticias del español

| Javier Lascuráin (Agencia EFE)

Un diccionario para derribar barreras invisibles

Leer y entender una definición en un diccionario es, para muchas personas, algo tan sencillo y familiar como subir los tres o cuatro escalones que separan su portal de la calle.

Pero, igual que para muchas personas con discapacidad física esos escalones pueden ser una barrera difícil de superar, quienes tienen discapacidad intelectual encuentran a veces que las propias palabras suponen un muro casi infranqueable para el entendimiento.

Como dice Mariano Casado, el presidente de Plena Inclusión Madrid, «ahora todos somos conscientes de que hay que eliminar las barreras físicas, pero muy pocas veces se repara en que existen otras barreras menos visibles, las cognitivas, que suponen un gran impedimento para el acceso de la información a un colectivo muy grande».

Esa es la razón por la que desde hace años los especialistas de la Federación de Organizaciones en favor de Personas con Discapacidad Intelectual (Plena Inclusión Madrid, antes Feaps Madrid) trabajan en la adaptación de multitud de textos a la denominada «lectura fácil».

Se trata de un método de adaptación y redacción de materiales que pretende hacer accesible la información y la cultura a las personas con dificultades de comprensión lectora: textos claros y fáciles de entender que siguen pautas internacionalmente establecidas.

Desde la Constitución española a los paneles y folletos de un museo, pasando por una guía para entender el siempre complejo lenguaje judicial, Plena Inclusión adapta los contenidos de modo que sean accesibles a buena parte de la población con discapacidad intelectual. Y a todos los demás.

Un botón de muestra pueden ser las primeras líneas del preámbulo de la Constitución española. El texto aprobado por las Cortes en 1978 dice «La Nación española, deseando establecer la justicia, la libertad y la seguridad y promover el bien de cuantos la integran, en uso de su soberanía, proclama su voluntad de garantizar la convivencia democrática dentro de la Constitución y de las leyes conforme a un orden económico y social justo».

La versión en lectura fácil, publicada hace apenas unos meses, adapta así ese texto: «Los españoles desean la justicia, la libertad, la seguridad y el bien de todos. Por eso, han decidido vivir en un país democrático con una organización justa de la economía y la sociedad». Claro y sencillo.

Pero, por mucho que se intente hacer los textos más fáciles, siempre hay términos cuyo significado hay que aclarar y que no es posible sustituir. En ese caso suele recurrirse a explicar el concepto con palabras sencillas en una nota junto al texto.

¿Por qué no reunir esas notas en un diccionario? Una recopilación de definiciones claras que elimine dificultades de comprensión. Esa es la idea que ha puesto en marcha Plena Inclusión Madrid con el apoyo de la Fundación Repsol y la colaboración desde el punto de vista lingüístico de la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA.

A primera vista podría pensarse que para eso existen ya los diccionarios generales, pero las definiciones que pueden encontrarse en la mayoría de ellos no están pensadas para personas con dificultades de comprensión.

Si en un texto cualquiera encontramos la palabra trivial y la buscamos en un diccionario al uso encontraremos que es algo ‘que no sobresale de lo ordinario y común, que carece de toda importancia y novedad’. Si la buscásemos en el nuevo diccionario en lectura fácil leeríamos: ‘que no es muy importante’.

La diferencia entre las dos definiciones puede parecer pequeña, pero para muchas personas puede salvar la distancia entre la comprensión y la incomprensión, entre el saber y el no saber, entre estar comunicado o sentirse aislado.

Una vez concluido, el trabajo podrá ser consultado a través de internet y en dispositivos móviles no solo por las personas con discapacidad a quienes, en primera instancia, va dirigido.

Cualquier otro sector de la población con dificultades de comprensión lectora podrá beneficiarse de esta iniciativa con la que se intenta que la lengua, que no tiene más pretensión que favorecer la comunicación, no se convierta en una barrera para el conocimiento.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: