Noticias del español

| Magí Camps (La Vanguardia, Barcelona)

Las dudas de siempre

Cuando Serrat canta Penélope, dice: «Adiós, amor mío, / no me llores, volveré / antes que / de los sauces caigan las hojas. / Piensa en mí / volveré a por ti». Pero cuando es el grupo cubano Bamboleo, el último verso pierde una preposición: «volveré por ti».

Sobre los mitos acostumbra a haber distintas versiones, y es lo que le ha pasado a la canción del mito del Poble-sec. Pero como al propio Serrat le gusta decir, sus canciones dejan de pertenecerle en el momento en que la gente se las apropia. Ese es su mayor logro.

En este caso, no es que los del conjunto habanero pretendieran enmendar la plana al cantautor. Simplemente, suprimieron la a porque en toda Hispanoamérica esa preposición no se pone en construcciones de ese tipo: «voy por pan». El Diccionario panhispánico de dudas lo explica con claridad: aunque sólo se da en España el uso de la doble preposición (a por), lo defiende con otros casos igualmente correctos: para con, de entre, por entre, tras de, de por… De hecho, considera que hay casos de doble sentido que la doble preposición desempata: «Voy por mi hijo / Voy a por mi hijo».

[…]

Leer más en lavanguardia.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: