Noticias del español

| Martín Caparrós (El País Semanal, España)

Hacer el amor

La expresión, heredera de la consigna hippy «Make love not war», se convirtió en una audaz marca de los años sesenta.

Estaba escribiendo sobre otra cosa —uno siempre está escribiendo sobre otra cosa— cuando tronó la voz de Pappo. Pappo Napolitano fue un cantante del primer rock argentino, duro, suburbano, tan machote. Pappo cantaba blues con esa voz tanguera y de pronto gritó, en esa canción de 1972, que «yo sólo quiero hacerte el amor». Y entonces recordé cuánto me había impresionado escucharlo en su momento y entonces, recién entonces, entendí el peso de aquella novedad, de aquellos cambios.

[…]

En los distintos castellanos había, por supuesto, verbos que referían el acto sexual: infinidad de verbos. Los más comunes, en distintos lugares, siguen siéndolo: follar, coger, tirar, chingar, singar, templar. Pero sonaban duros, agresivos: ninguno podía, hace 50 años, ser pronunciado abiertamente. Y mucho menos cantarse en una canción para decir aquello que no debía decirse: proclamar yo sólo quiero follarte /cogerte /chingarte era impensable. No había palabras para decir en público lo que no podía decirse en público. Perogrullo apoya esos procesos: esas palabras recién aparecieron cuando muchos pensaron que sí podían usarlas.

Leer más en www.elpasi.com.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: