Noticias del español

| Hernán Rodríguez Castelo (ElComercio.com, Ecuador)

Hace 140 años se fundó la Academia Ecuatoriana de la Lengua

«En la ciudad de Quito, capital de la República del Ecuador, el día 4 de mayo del año 1875, los señores doctor don Pedro Fermín Cevallos, don Julio Zaldumbide, don Belisario Peña, General doctor don Francisco Javier Salazar, doctor don Pablo Herrera y el infrascrito, miembros correspondientes de la Academia Española, se reunieron en la casa de habitación del primero, convocados por él con el objeto de instalar la Academia Ecuatoriana, y poner así por obra en el Ecuador el acuerdo expedido por la Española en Madrid, el día 24 de noviembre de 1870.

«Reconocida por los concurrentes la importancia de aquel acuerdo y el bien que de su cumplimiento había de resultar a la literatura castellana, se resolvió declarar y se declaró instalada la Academia; y fueron nombrados, para director de ella el señor don Pedro Fermín Cevallos, para censor el señor don Pablo Herrera, y para secretario el infrascrito».

Esto se lee en el acta fundacional de la Academia Ecuatoriana, firmada por su secretario, José Modesto Espinosa.

Daba su fruto, su segundo fruto americano —el primero se había dado en Colombia— una idea largamente madurada. Venía de muy atrás cuando el ilustre escritor colombiano D. José María Vergara y Vergara y el distinguido hombre público y escritor, D. Julio Castro, asumieron aquella idea y propusieron a la Real Academia Española crear Academias americanas de la lengua, vinculadas con la Real Española.

Leer más en elcomercio.com

 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: