Noticias del español

| Mónica Cruz (Verne/El País, España)

Estos 11 nombres mexicanos surgieron por malentendidos entre los españoles y los pueblos mesoamericanos

El español mexicano contiene cientos de palabras de orígen náhuatl y maya. Incluso algunas como chocolate, tomate, aguacate y coyote se usan en otros idiomas y países.

Esto fue resultado de la mezcla de la cultura y lengua castellanas con las de las civilizaciones de Mesoamérica hace más de 400 años. Aunque la mayoría de estas palabras tienen significados similares o consistentes con su raíz, hay algunas que seguimos usando que derivaron de algún error o confusión en las primeras comunicaciones durante la Conquista de México. A continuación te explicamos el origen de 11 nombres de lugares y comunidades.

1. Cuernavaca: El nombre de la capital del Estado de Morelos nació de un error fonético. Los primeros habitantes bautizaron a esta lugar como Cuauhnahuac, que en náhuatl significa ‘lugar rodeado de árboles o junto a los árboles’ (cuauitl: ‘árbol’, nahuac: ‘junto’). Según datos del Instituto Nacional del Federalismo y el Desarrollo Municipal (Infaed), Hernán Cortés lo llamaba Coadnabaced en sus cartas al rey Carlos V. En sus crónicas, Bernal Díaz del Castillo usaba el nombre Cuautlavaca. A partir de esa última versión, el nombre se transformó en Cuernavaca. No existían vacas antes de la llegada de los europeos, pero la ciudad sí está rodeada de árboles.

Leer más en www.verne.elpais.com.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: