Noticias del español

| Agencia Efe

El Instituto Cervantes da respuesta a 500 dudas sobre el español

¿Idos o iros?, ¿Mahonesa, mayonesa o bayonesa?, ¿kiosco o quiosco?, ¿se permiten las falta de ortografía en un SMS?, estas son algunas de las 500 dudas más frecuentes de los hispanohablantes que el Instituto Cervantes ha recogido en un libro editado por Espasa.

500-dudas-mas-frecuentesLa obra da continuidad a la publicada el pasado año El libro del español correcto y pretende ser útil a un público muy amplio respondiendo al eslogan propuesto por Víctor García de la Concha, director del Instituto Cervantes, que dice «No maltrate el español. Hable y escriba bien».

Durante la presentación del libro dirigido por Florentino Paredes y en el que han colaborado Salvador Álvaro García y Luna Paredes Zurdo, De la Concha se refirió al Cervantes como la «casa del bien hablar y bien escribir» y señaló que los institutos «están en la calle de muchos países. Se trata de enseñar un español correcto pero muy vivo».

Recordó que el año pasado se pasó una etapa «de descuido» en la que se hablaba «un español zarrapastroso» por lo que se debe empezar una campaña positiva en pro de ese gran patrimonio que tenemos y en el que nos expresamos «cada vez peor».

En Las 500 dudas más frecuentes del español, se ha hecho «un esfuerzo» para entresacar las dudas más habituales. «Dudar es comenzar a acertar» y el libro pretende responder a «esas dudas que todos tenemos y que es importante que tengamos» afirmó García de la Concha, quien reconoció que la última que él ha tenido ha sido «saber si a gusto se escribía junto o separado».

En la introducción de la obra se considera que el lenguaje, como vehículo de la cultura, está en una transformación constante y en los últimos años internet y el uso de los teléfonos móviles han acelerado el proceso de mutación y han traído consigo cantidad de cambios significativos, variando la forma en la que nos comunicamos.

En opinión de Paredes, este libro es útil «porque resolverá problemas concretos», está hecho con rigor, con claridad, es «fácilmente legible evitando los tecnicismos gramaticales» y es actual, «ya que se ajusta a lo que hoy es la norma, que se va transformando con el paso del tiempo».

La obra se ha dividido en cinco capítulos. El primeros de ellos, compuesto por seis preguntas, responde a dudas generales mientras que el segundo, con 190 preguntas, da contestación temas sobre la pronunciación y la ortografía.

El capítulo más extenso, con 210 preguntas, es el que se refiere a las dudas sobre gramática. En el relativo al léxico y significado de las palabras se da respuesta a 66 preguntas y en las dudas sobre el texto se responde a veintiocho cuestiones.

La obra finaliza con tres apéndices sobre la bibliografía utilizada, un índice de dudas y un índice de palabras, expresiones y materias.

Todo ello ayudará a una mejor utilización del español en el que es imprescindible, en opinión del director del Instituto Cervantes, la lectura.

«La fijación de una norma ortográfica, la riqueza de uso y aspectos gramaticales no se aprende solo en la teoría de un libro o en un maestro que enseña, sino que se aprende leyendo».

Por ello su consejo es leer más. «Cuantos más libros, más libres, más cultos y más ricos. La lectura es la base de todo».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: