Noticias del español

| Álex Grijelmo (El País, España)

Conversatorios en Puerto Rico

El español de América, que tantos vocablos hermosos ha creado, se sale aquí del carril para formar una palabra atípica.

El VII Congreso de la Lengua, celebrado en Puerto Rico, se llenó de conversatorios, anunciados con tal palabra en los programas oficiales. Conversatorios entre escritores, entre filólogos, entre cervantistas… Un conversatorio aquí y otro allá, continuamente.

La edición del Diccionario de 2014 acogió ese sustantivo (en la función que comentamos) como propio de Colombia y de Perú, pero ha arraigado también en otros países.

El vocablo se forma, como es obvio, a partir de conversar y con la adición del sufijo -torio. Sin embargo, la nueva palabra rompe con lo que cualquier hablante percibe de inmediato al escuchar un sustantivo (ojo: un sustantivo) creado en español del mismo modo: que nos estamos refiriendo a un lugar. Y más exactamente, a un lugar donde se ejecuta la acción mencionada por la raíz. Porque tenemos en la memoria productiva de nuestro idioma el valor locativo de -torio, que forma palabras como consultorio, dormitorio, purgatorio, sanatorio, velatorio, escritorio, paritorio… Es decir, los lugares donde se consulta, se duerme, se purga, se sana, se vela, se escribe o se pare.

[…]

Leer más en elpais.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: