Noticias del español

| Álex Grijelmo (El País, España)

«Aún así» o «aun así»

Todos los periódicos incurren cada día en algún que otro fallo ortográfico, y quizás no haya manera humana de impedirlo. Unas veces sucede por despiste de un periodista, y otras por despiste de dos o tres (pues todo texto debería ser supervisado).

Le oí a Arsenio Escolar, director del gratuito 20 minutos, contar la respuesta que le dio el periodista Manolo Saco a Fernando Lázaro Carreter en el consejo editorial del ya desaparecido El Sol, cuando el académico protestaba ante el responsable de edición por los fallos en ese diario: «Don Fernando, las erratas son las últimas que abandonan el barco». En efecto: puede ocurrir que desaparezca una publicación y que las erratas continúen escondidas bajo sus mesas polvorientas, a la espera de asaltar a un nuevo incauto.

Pero hay maneras de reducir los desa­tinos. Una de ellas puede consistir simplemente en que los redactores más despistados se fijen en la diferencia entre aún así y aun así, casi con seguridad la mayor fuente de pifias ortográficas en la prensa.

Leer más en elpais.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: