Noticias del español

| Luis María Anson (El Mundo.es)

Amigovio

Justino Sinova hizo el pasado martes un elogio del Diccionario de la Real Academia Española en una relevante cadena de radio. El director del programa —excelente periodista, por cierto— expresó su reticencia porque el DRAE ha incluido en su última edición la palabra amigovio.

Se sumaba así a lo expresado por un columnista habitualmente constructivo que escribió: «Me han extrañado voces y acepciones nuevas que no están todavía en la calle… Lo de ‘amigovio’ es, sencillamente, una hueca y extravagante majadería».

El Diccionario define así la palabra: «amigovio-via. (Fusión de amigo y novio). m. y f. coloq. Arg., Méx., Par. y Ur. Persona que mantiene con otra una relación de menor compromiso formal que un noviazgo». Tal y como figura en la definición, amigovio es sustantivo coloquial que se emplea de forma generalizada en Argentina, México, Paraguay y Uruguay. Es decir, más de 170 millones de hispanohablantes utilizan o conocen ese término. España, con 47 millones de habitantes, apenas significa el 10 % de nuestro idioma, segunda lengua internacional del mundo aunque a mucha distancia del inglés. Conviene recordar, sin embargo, que el español es ya, como idioma materno, el primero del mundo. 550 millones de personas se expresan en el idioma de Cervantes y Borges, de San Juan de la Cruz y Neruda, de Ortega y Gasset y Octavio Paz, de García Lorca y Gabriela Mistral, de Pérez Galdós y García Márquez, de Baroja y Vargas Llosa.

Ni reticencias ni majaderías. El Diccionario ha incluido casi 20 000 americanismos nuevos porque así lo exige la ciencia del lenguaje. En España no se utiliza amigovio sino amigo con derecho a roce, pero casi 200 millones de hispanohablantes lo emplean. Y, por fortuna, el Diccionario de la RAE lo firman las 22 academias de las naciones que se expresan en español. Por otra parte, la fusión de dos palabras es fórmula habitual que enriquece nuestra lengua. Personalmente considero que argentinos, mexicanos, paraguayos y uruguayos han acertado al aprovechar amigo y novio, para sintetizar una realidad nueva en la vida social de la mayor parte de las naciones occidentales.

[…]

Leer más en elmundo.es

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: