Noticias del español

| | | |

| Magí Camps
La Vanguardia, España
Lunes, 12 de abril del 2010

LETRA PEQUEÑA: NEGROS Y SUBSAHARIANOS

Alguien pensó que cambiando África negra por África subsahariana se solucionaba algo.


En el decenio de los noventa, en plena eclosión del lenguaje políticamente correcto,se consideró que la expresión África negra no era de rigor: es racista, consideraban algunos. Lo cierto es que el único caso de referencia geográfica que cita el color de la piel es este. Para el resto del mundo, las referencias a las personas en los topónimos siguen los criterios de etnias, tribus, pueblos…

África es un continente partido en dos por el Sáhara: al norte, el Magreb; al sur, el África negra, ahora subsahariana. Al añadirse a las oleadas migratorias magrebíes las de otras zonas de África, antiguamente se hubiera hablado de negros, o de africanos negros para mayor especificación. Pero como lo de negro nunca ha tenido buena prensa, hubo que inventar el gentilicio subsahariano.

Para las personas del centro y el sur de África lo suyo habría sido centroafricanos y sudafricanos, como sucede con centroamericanos y sudamericanos. Pero ya hay dos estados, la República Centroafricana y Sudáfrica, que los emplean. Otra opción posible habría sido decir africanos en contraposición a magrebíes,a pesar de que estos también son africanos. De hecho, en Europa se emplea europeos para todos los habitantes del continente y, también, para los ciudadanos de la UE; y el contexto no admite error.

Las referencias cardinales tienen de bueno que no suscitan suspicacias: Irlanda del Norte, Timor Oriental o Corea del Sur están exentas de polémica lingüística. Pero no estamos hablando de sursaharianos, como algún docto catedrático defiende en la red. Un sursahariano sería un habitante de la zona meridional del Sáhara, no de más al sur del Sáhara: como un sudamericano lo es del sur de América, no de la Antártida.

El lector Tomás Carrión Soler apunta: «A mi modo de entender, el prefijo sub- significa ´inferior, debajo´… Si es así, considero que es un error llamar subsaharianas a las personas procedentes de más allá del Sáhara, pues no son inferiores a las demás. Deberían llamarse transaharianas, o sea, de más allá del Sáhara».

En efecto, el prefijo sub- puede significar 'debajo de' en un sentido físico (principalmente vertical) o bien denotar jerarquía. Pero tanto sub- como trans- denotan el centralismo europeo. Ya es demasiado tarde para erradicar el gentilicio subsahariano, porque ha echado raíces y porque no hay una buena alternativa. Pero no deja de ser un caso flagrante de tontería lingüística: cambiando el África negra por la subsahariana, en cierto sentido hemos acabado siendo más políticamente incorrectos.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: