Noticias del español

| Miguel Ángel Bastenier (El Espectador, Colombia)

El periodismo en español (I)

El conocido periodista norteamericano Jon Lee Anderson ha publicado recientemente la historia de la wagneriana destrucción del Estado libio, la virtual desaparición de un país, y aunque el trabajo es excelente, su importancia viene centuplicada por el hecho de que lo haya hecho en inglés.

El idioma en el que se escriban los textos de pretendida difusión internacional constituye en una proporción decisiva la clave de su éxito, o lo que es lo mismo, idéntico texto en búlgaro, dicho sea con todo el respeto a la lengua nativa de Elías Canetti –junto con el ladino—, es, por definición, un material periodístico de mucha menor calidad que su versión en inglés, porque hay lenguas que como han creado el mundo son las más adecuadas para contarlo. El propio Kapuscinski, posiblemente el mejor reportero del siglo XX, no existió hasta que apareció en inglés.

En el mundo occidental hay tres lenguas, ni mejores ni peores como artefactos de comunicación que cualesquiera otras, que la historia ha fabricado para que vehiculen la información de manera única y excepcional. Son inglés, francés y español, las tres lenguas imperiales de Occidente aunque es cierto que una de ellas, el inglés, figura enormemente destacada; otra, el francés, jadea por momentos; y la castellana está aún en proceso de universalización.

Leer más en elespectador.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: