Noticias del español

| María Luisa García Moreno, Granma, Cuba, septiembre del 2014

El español nuestro

Naturaleza, en su acepción de ‘conjunto, orden y disposición de todo lo que compone el universo’, es esa de la que nuestro Martí decía «[…] los que sienten la naturaleza tienen el deber de amarla […]». Procede de nacer y, por tanto, está íntimamente relacionada con la vida.

Ligar, del latín ligāre, tiene entre sus acepciones: ‘atar’, ‘alear o mezclar’, ‘unir o enlazar’. Se usa también cuando ‘dos o más atletas de un equipo logran combinar una jugada’ o cuando se habla de ‘entablar relaciones amorosas o sexuales pasajeras’. Se emplea en Argentina, Cuba, Uruguay y Venezuela, en referencia a los juegos de azar, como ‘acertar, ganar’ o ‘invocar la suerte’. El DRAE lo registra como cubanismo, de uso coloquial, ‘contraer una enfermedad, generalmente pasajera’. Según el Diccionario básico escolar, del Centro de Lingüística Aplicada, son también cubanismos las acepciones relacionadas con ‘conseguir algo’ y ‘armonizar o simpatizar entre sí dos o más personas’, acepción que también aparece en el Léxico Mayor de Cuba, de Esteban Rodríguez Herrera. El Breve diccionario de la lengua española, del Instituto de Literatura y Lingüística, incorpora ‘unirse o juntarse dos o más personas’ y ‘hacerse estrangular  las trompas de Falopio para evitar el embarazo’.

Nuevos tiempos, nuevas realidades, nuevas palabras: teflón, del inglés Teflon, nombre de marca registrada, es un ‘material aislante muy resistente al calor y a la corrosión, usado para articulaciones y revestimientos, así como en la fabricación de ollas y sartenes’ y tetrabrik —así, en cursivas, no tiene equivalente en español—, es el envase de cartón que se emplea para jugos y salsas.

En estos días, en que el futbol —variante más usada en México y Centroamérica— o fútbol se adueña de la atención de todos, resulta apropiado recordar que córner —plural, córneres— se escribe con tilde y significa ‘saque o tiro de esquina’, ‘lance del juego en el que el balón sale del campo cruzando una de las líneas de meta, tras haber sido tocado por un jugador del bando defensor’. De igual forma, está españolizada la palabra penalti  —plural, penaltis—: ‘máxima sanción que se aplica a ciertas faltas del juego’.

Por cierto, la frase coloquial «casarse de penalti» significa ‘casarse por haber quedado embarazada la mujer’.

La Fundación del Español Urgente (Fundéu) recuerda que el Diccionario panhispánico de dudas (2005) recomienda escribir apartotel, para referirse a un «hotel de apartamentos». La variante apartahotel, se desaconseja por considerarse minoritaria, aunque es un sustantivo bien formado; sin embargo, la grafía aparthotel se considera inapropiada.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: