Noticias del español

| Manuel Fuentes (Agencia Efe)

Un diccionario políticamente correcto sería censurado, según Real Academia

«Es imposible concebir un diccionario políticamente correcto, porque eso sería un diccionario censurado y las Academias no vamos a censurar el idioma», aseguró  en Santiago de Chile el director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva.

Darío Villanueva (iz.), junto a Alfredo Matus, durante la rueda de prensa. ©Efe/Sebastian Silva

Darío Villanueva (iz.) junto a Alfredo Matus, durante la rueda de prensa. ©Efe/Sebastian Silva

«El idioma lo crea el propio pueblo que lo habla», recalcó a Efe Villanueva, quien encabezó este jueves en la capital chilena una reunión de la Asociación de Academias de la Lengua Española (Asale) con motivo del 130 aniversario de la Chilena.

«Estamos acostumbrados a sufrir la censura de Estado o de partido o de Iglesia, pero la corrección política es difusa, no sabemos de dónde viene. La corrección política es extraordinariamente peligrosa», reflexionó.

Una apreciación con la que coincidieron el presidente de la Academia Argentina de la Lengua, José Luis Moure, para quien «la corrección política no tiene nada que ver con la corrección lingüística», y el periodista, escritor y académico español Juan Luis Cebrián, quien subrayó que «las Academias son notarios de la lengua».

«La lengua la crea el pueblo. Lo que hacen las Academias es establecer una norma, pero sobre todo un reconocimiento descriptivo de cómo se emplean las palabras, algunas de las cuales, a veces, tienen un uso peyorativo», dijo a Efe Cebrián.

A juicio de Darío Villanueva, «las jóvenes generaciones tienen que distinguir entre lo que es el uso de los SMS, Twitter o WhatsApp de lo que es —por ejemplo— escribir un curriculum vitae, un examen o una carta solicitando algo a la Administración».

«Es erróneo pensar —afirmó el director de la RAE— que las nuevas tecnologías van a acabar definitivamente con el statu quo en el que nos encontramos. La Historia demuestra más bien lo contrario, que nunca han arrumbado por completo con lo que había antes».

Y si las lenguas, en general, son muy fuertes y resistentes, la española, en particular, «goza de una salud verdaderamente envidiable», agregó Villanueva.

Aunque, según la directora de la Academia Ecuatoriana de la Lengua, Susana Cordero de Espinosa, «la lectura es uno de los grandes perjudicados con la eclosión de las nuevas tecnologías».

Por eso, en la Academia Colombiana de la Lengua «se hace divulgación entre la gente joven de la conveniencia de leer, porque para jugar con las palabras hay que usar libros, no el WhatsApp», explicó su bibliotecario, Juan Mendoza.

El impacto en el idioma del uso que de él se hace en las redes sociales «ni nos va a aplastar ni vamos a dejar que nos pase por encima sin defensa», enfatizó.

Los académicos subrayaron el hecho de que el castellano hoy en día sea la tercera lengua en Internet, después del inglés y el chino mandarín, pero reconocieron que el número de sitios web de contenido científico y cultural no se corresponde con esta presencia, ya que es superado por otros idiomas.

«En determinados ámbitos, por ejemplo el científico, tenemos un déficit, no estamos a la altura de lo que se transmite en idiomas como el alemán, que hasta la II Guerra Mundial era la lengua de la ciencia», explicó Villanueva, también presidente de la Asociación de Academias de la Lengua Española.

Esto tiene mucho que ver con la evolución científica y cultural de las comunidades que hablan español, y con su desarrollo material y económico, aseveraron los académicos.

Al respecto, el director de la Academia Norteamericana de la Lengua, Gerardo Piña-Rosales, manifestó a Efe que la cuestión fundamental es cuál será el acceso a la educación que tendrán las nuevas generaciones de hispanos en Estados Unidos, donde se prevé que el español se convierta en el principal idioma para el año 2050.

Además de expresar su preocupación por el hecho de que la tercera generación de hispanos no habla o habla muy poco español, Piña-Rosales se declaró optimista porque «la lengua “extranjera” que más se enseña actualmente en las universidades del país es el español, a diferencia de lo que ocurría hace unos años, que era el francés o el alemán».

«El problema de la ciencia no está en la lengua; el problema está en que el mundo hispánico no produce gran tecnología. Por eso, hoy tenemos que traducir esas palabras, hispanizarlas o dejarlas como anglicismo crudos», agregó.

Otra cuestión diferente es el denominado spanglish, la fusión morfológica, sintáctica y semántica del español con el inglés, puntualizó el director de la Academia norteamericana. «Si las cosas siguen así, el spanglish va a ir perdiendo muchos elementos», auguró Piña-Rosales.

En el marco del 130 aniversario de la Academia Chilena de la Lengua, que será recordado este viernes con un acto oficial, el Gobierno de este país condecorará con la Medalla al Mérito Gabriela Mistral a los directores de las 22 Academias de la Lengua Española, informó a Efe el director de la institución chilena, Alfredo Matus.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: