Noticias del español (etiquetas): elogio

  •  | Juan Ramón Martínez
    latribuna.hn, Honduras
    Viernes, 30 de abril del 2010

    ELOGIO DE LA NUEVA GRAMÁTICA

    Estuve en Medellín, bella ciudad de la bella Colombia, como testigo en el momento en que los presidentes de las 21 Academias de la Lengua de todos los países en donde el español es lengua principal; o mayoritaria en crecimiento, aprobaban la nueva Gramática española. Presididos por el rey de España, Juan Carlos I y el presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez, pusieron su firma en el documento que hace oficial el instrumento que nos permitirá seguir escribiendo y hablando el español, la segunda lengua occidental más hablada en el mundo.


  •  | Gerardo Bolaños nacion.com, Costa Rica Miércoles, 10 de febrero del 2010

    ELOGIO DE LA HOSTIA

    Doña Deborah Formal, la atractiva novia del excandidato presidencial Otto Guevara, no fue la única mujer que repartió hostias el domingo 7 de febrero.

  •  | Amando de Miguel
    libertaddigital.com, España
    Viernes, 9 de mayo del 2008

    LA LENGUA VIVA: ELOGIO DE LA POLISEMIA

    Esa ambigüedad no es ninguna tacha; antes bien, en ella reside la gracia de las relaciones sociales.


  •  | Eduardo Dermardirossian (Argentina)

    ELOGIO DE LA DUDA

    Sugestivo el título. Y difícil el tema.


  •  | Eduardo Dermardirossian (Argentina)

    ELOGIO DEL DISPARATE

    Disparatar es decir o hacer algo fuera de razón y regla. Es un verbo que nos llega del latín disparare, que vale por separar. Disparatar es, pues, exceder los fueros. Y disparate es el hecho o dicho que incurre en ese exceso. Hasta aquí mi obediencia debida al diccionario de la lengua.


  •  | Eduardo Dermardirossian
    argenpress.info, Argentina
    Martes, 1 de abril del 2008

    ELOGIO DE LAS MALAS PALABRAS

    Hoy vengo a hacer el elogio de las malas palabras. O, cuando menos, a aligerar su carga ominosa. Vengo a levantar la bandera de la libertad de palabra más alto que Mendieta, el ilustre perro de Inodoro Pereyra, a celebrar la libertad de expresión en la más espontánea de sus formas: irrumpir desde las entrañas del hablante y dar con estrépito en el rostro del oyente.


¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario:

Los campos con * son obligatorios