Noticias del español (etiquetas): infinitivo

  •  | 

    Manuel Corrales Pascual

    Academia Ecuatoriana de la Lengua

    Hoy.com (Ecuador)

     

    GAZAPOS Y TROPEZONES: A TRABAJAR


    El asunto lo he tratado ya en varias ocasiones. Pero vuelven a consultarme sobre él porque vuelven a repetirse las mismas incorrecciones. No todas las frases en las que interviene la preposición A seguida de un INFINITIVO son incorrectas.


  •  | 

    Manuel Corrales Pascual, de la Academia Ecuatoriana de la Lengua

    www.hoy.com.ec

    Miércoles, 1 de agosto del 2012

    GAZAPOS Y TROPEZONES: IMPERATIVOS


    Existe de, como sabemos, en español un modo verbal llamado IMPERATIVO: "Trabaja y no envides". "Que venga ese malandrín inmediatamente". "Terminen ustedes el trabajo, cierren la puerta y váyanse". "Canten los cantores, cállense los demás".


  •  | 

    Noticiario Digital, Venezuela

    LA PALABRA: EL INFINITIVO (3)


    Tal como ya dije, el infinitivo, en tanto que forma del verbo, tiene las  características de este, salvo que no es conjugable.  Vimos que, por ejemplo, el infinitivo  tiene sujeto. Este puede ser el mismo del verbo principal: «Yo quería comer  pescado». Aquí el sujeto del verbo «quería», que es «yo», es también el sujeto sobrentendido del infinitivo: «…comer (yo) pescado». Pero también es posible que el verbo principal y el  infinitivo  tengan sujetos diferentes: «Nosotros vimos correr la gente hacia allá».  Aquí el sujeto del verbo principal, «vimos», es «nosotros», y el del infinitivo es «la gente».


  •  | 

    Últimas Noticias. Venezuela

    LA PALABRA: EL INFINITIVO (2)


    Vimos que el infinitivo, que es al mismo tiempo una forma verbal y un sustantivo, puede hacer los oficios de este, como el de sujeto,  complemento directo, complemento indirecto y complemento circunstancial.


  •  | 

    Últimas Noticias. Venezuela

    LA PALABRA: EL INFINITIVO (1)


    El «infinitivo», el «participio» y el «gerundio» constituyen lo que en las gramáticas se conoce como «derivados verbales» o «formas no personales del verbo». Su característica más definitoria es la de que, siendo formas del verbo, no obstante no se  conjugan, por lo que no tienen diversas flexiones, es decir, no experimentan cambios morfológicos al ser empleados, como sí ocurre con las llamadas «formas personales» o «conjugables» del verbo.


¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: