Noticias del español (etiquetas): barco

  •  | 

    María Luisa García Moreno

    Revista Verde Olivo, octubre 2011

    DEL VAPOR A LA ENERGÍA NUCLEAR


    En el siglo XIX, la construcción naval comenzó a utilizar hierro —del latín ferrum— en el casco de los barcos, y vapor —del latín vapor, -ōris— para su propulsión, lo que constituyó toda una revolución. Esa máquina que convierte la energía del vapor de agua en mecánica y que tiene aplicaciones en la generación de electricidad, había sido patentada desde 1769 por el ingeniero e inventor escocés James Watt (1736-1819), quien la perfeccionó e hizo posible su aplicación industrial.


¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: