Noticias del español (etiquetas): amigos

  •  | Agencia Efe

    Escritores, políticos y amigos arropan a Soledad Puértolas en su ingreso en la RAE

    La novelista Soledad Puértolas ingresó en la Real Academia Española arropada por los «aliados» del Quijote a los que dedicó su discurso, pero también por los suyos propios: escritores, políticos, familiares y amigos la acompañaron el día de su incorporación oficial a la RAE.

  •  | Magí Camps
    La Vanguardia, España
    Lunes, 26 de octubre del 2009

    UN MILLÓN DE AMIGOS (FALSOS)

    Los buses de Barcelona explican que un gato parece un pastel francés ('gâteau') pero es un 'chat'.


  •  | Fabio Guzmán
    Academia Dominicana de la lengua

    FALSOS AMIGOS

    En lingüística se le llama familiarmente «falso amigo» al vocablo extranjero que se asemeja a una palabra del idioma del hablante, pero que tiene un significado distinto. Así, por ejemplo, son falsos amigos el vocablo inglés «complimentary» y la palabra española «complementario», puesto que «complimentary», traducido al español, significa «gratuito» o «de cortesía», mientras que «complementario» en buen castellano nada tiene que ver con la liberalidad de un acto o conducta, sino que se refiere a la calidad de una cosa para completar o perfeccionar algo. Por eso, los recepcionistas de hoteles dominicanos que he oído utilizar en español la palabra «complementario» como sinónimo de «gratuito» o «de cortesía» cometen una incorrección léxica.


  •  | María Luisa García Moreno
    Periódico Granma, Cuba
    Del 26 de mayo al 6 de junio del 2009

    EL ESPAÑOL NUESTRO: FALSOS AMIGOS

    Se conoce como falsos amigos a aquellas palabras que son iguales o casi iguales en dos lenguas distintas; aunque en cada una tienen significados diferentes, con lo que se crean dificultades para la traducción en personas poco o nada expertas.


  •  | Máximo Vento Torres
    El País, España
    Lunes, 22 de diciembre del 2008

    FALSOS AMIGOS

    Que el lenguaje es algo vivo y mutable, de eso no cabe ninguna duda. Basta leer novelas escritas hace unas décadas, viajar a otros países de nuestra misma lengua, o incluso escuchar las conversaciones de algún grupo de jóvenes en cualquier cafetería para convencernos de esta afirmación.


¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: