similitud, no similaridad

Foto: Archivo Efe/Robert Vos

Similitud es el término apropiado para aludir al concepto de ‘semejanza’, no similiaridad.

La utilización de la palabra similaridad en los medios de comunicación es un uso inapropiado muy extendido: «Basándose en la similaridad de intereses», «Hay una similaridad considerable en estos despegues».

Similaridad, según indica el Diccionario panhispánico de dudas, es un calco innecesario del inglés (similarity) o del francés (similarité), y debe sustituirse por términos españoles como similitud, semejanza, analogía o parecido, según el caso.

Por tanto, en los ejemplos anteriores hubiese sido recomendable escribir: «Basándose en la semejanza de intereses», «Hay una semejanza considerable en estos despegues».

Valora esta recomendación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Últimas recomendaciones

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: